ES MONOCROMÁTICO Y DURA CINCO DÍAS

ES MONOCROMÁTICO Y DURA CINCO DÍAS

El papel del futuro es sostenible: es barato, reimprimible... y de momento efímero

Unas nanopartículas convierten a cualquier papel en una superficie capaz de ser impresa y reimpresa con luz más de ocho decenas de veces.

Papel del futuro
Papel del futuro | Wenshou Wang | Nano Letters

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 24/02/2017

Cada vez estamos más digitalizados y tenemos menos necesidad de papel para trabajar, rellenar solicitudes, recibir facturas o cartas, y así en muchos otros aspectos donde el soporte era fundamental hasta hace unos años.

Aún así, la producción de papel todavía es alta, y también su demanda, algo que sigue siendo negativo por la deforestación, la contaminación y la generación de residuos. Según datos recogidos en 'The World Counts', se necesitan 324 litros de agua para fabricar un kilo de papel, un producto que en un 93% procede de árboles.

Pero en un futuro puede pasar que se pueda seguir usando el soporte físico y no haga falta gastarse un montón de dinero en tinta y papel. Un equipo científico ha descubierto una manera de conseguir que el papel se pueda imprimir con luz ultravioleta y que luego se pueda borrar calentándolo, pudiendo repetir el procedimiento en más de ochenta ocasiones.

El descubrimiento, hecho público en la revista 'Nano Letters', salva árboles y ayuda a ahorrar dinero: para hacerlo sólo tuvieron que recubrir papel convencional con una capa de nanopartículas que responden a la luz.

Para el experimento utilizaron dos tipos de nanopartículas, ambas no tóxicas. Una compuesta de azul de Prusia, un pigmento azul bastante común, y otra de dióxido de titanio, un químico que se utiliza, por ejemplo, para escribir de blanco el logo de los M&M'S.

Los investigadores mezclaron los dos tipos en una solución y la aplicaron sobre un papel convencional, que adquirió un tono azul oscuro. Para imprimir tuvieron que colocar una superficie con las letras grabadas sobre el papel y exponer a ambas a la luz ultravioleta.

De esta forma, cuando los fotones de la luz impactan en las nanopartículas de dióxido de titanio a través de los agujeros de la superficie impresora, estos liberan electrones. A su vez, estos son recogidos por las nanopartículas del azul de Prusia, que se vuelven incoloras. Es así como las letras impresas sin tinta permanecen visibles unos cinco días, hasta que se borran, pero pueden ser borradas antes aplicando calor durante diez minutos.

Se trata de un proceso que se puede repetir un montón de veces, por lo que el equipo ha desarrollado un prototipo de impresora láser, que podría ser más económica de fabricar y mantener ya que no necesitan tinta. Eso sí, todavía hay que conseguir imprimir a todo color y aumentar la durabilidad de los documentos que no tengan vocación de ser efímeros...

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.