Cada vez somos más personas en el mundo, y cada vez queremos más cosas para nuestro día a día, y parece estar poco presente la conciencia de que el consumo de bienes significa un impacto violento sobre la extracción de recursos, la contaminación y la acumulación de deshechos; en definitiva, un impacto sobre el planeta. Pero hay datos que nos recuerdan que las consecuencias nos afectan a todos.

El 'Overshoot Day' es el día en que el consumo que la humanidad hace de los recursos naturales rebasa la capacidad de la Tierra de regenerarlos en ese mismo año. A esta fecha también se le denomina el ‘Sobregiro de la Tierra’, como metáfora económica, pues sobregiro es la situación de una persona cuando no tiene fondo suficiente en su cuenta para afrontar un pago, y por tanto recurre a la ayuda del banco. Así es como se queda el planeta cuando agotamos sus recursos: empezamos a tomar prestados los del año siguiente. Por eso también se le conoce como el ‘Día de la Deuda Ecológica’.

Desde 1970, el 'Overshoot Day' se ha adelantado 5 meses, pues el primer déficit ecológico que sufrió la Tierra tuvo lugar un 29 de diciembre. Cada año, la organización de sostenibilidad Global Footprint Network elabora informes calculando el impacto que el ser humano tiene sobre el medioambiente.

Este año publicó a finales de junio el informe que preveía el Día de la Deuda Ecológica de 2019: el 29 de julio, batiendo el récord, pues es la fecha más temprana hasta ahora. Y es que en los últimos veinte años se ha adelantado alarmantemente, debido a la explotación de los recursos del planeta aumenta, así como la población mundial (las Naciones Unidas prevén que dentro de 30 años, la población mundial alcance los 9.000 millones de habitantes), y los efectos del cambio climático.

Lo más perturbador es que estamos utilizando la naturaleza 1,75 veces más rápido de lo que los ecosistemas de nuestro planeta pueden regenerar, lo que equivale a que necesitaríamos 1,75 planetas más al año para producir todos los recursos que utiliza la humanidad.

De hecho, si todos los países llevaran el mismo ritmo de consumo que Estados Unidos, necesitaríamos 5 planetas anuales para vivir. Según la vida en Australia, necesitaríamos 4,1 planetas, y en España, dos planetas y medio.

El estudio añade que "los costos ecológicos de gasto excesivo son cada vez más evidentes: la deforestación, la erosión del suelo, la pérdida de biodiversidad y la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera que conduce al cambio climático y eventos climáticos extremos más frecuentes".

No se puede retroceder en el tiempo pero nunca es tarde para encontrar soluciones, como las que propone Global Footprint Network, demostrando que es posible retrasar la fecha de déficit ecológico. Señalan que si hacemos que el 'Overshoot Day' se retrase cinco días cada año, sólo necesitaremos un planeta al año hacia 2050. Hoy día hay muchas posibilidades de acción, “reemplazar el 50% del consumo de carne con comida vegetariana cambiaría la fecha del día de rebasamiento 15 días (10 días para la reducción de las emisiones de metano del ganado); reducir el componente de carbono de la Huella Ecológica global en un 50% movería la fecha 93 días”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El hongo mortal que podría convertirse en la primera enfermedad provocada por el cambio climático

Científicos ponen fecha a la extinción de la humanidad: 2050