TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

ATENTO AL RELOJ

La honestidad y otras cinco cosas que bajan al atardecer

Antes de ponerte una vacuna, pedirle a un amigo que sea honesto contigo o intentar superar tu fobia a las serpientes, mira el reloj.

Vacuna

Kosair Children's Hospital Vacuna

Publicidad

La posición de sus manecillas del reloj te afecta más de lo que imaginas, incluso para cuestiones que en parecerían no guardar relación con el tiempo, según demuestran recientes estudios científicos.

Honestidad

Mentimos más a medida que se acerca la hora de la puesta de sol. Es la conclusión a la que llegaron Maryam Kouchaki y sus compañeros de las universidades de Harvard y Utah en un experimento destinado a corroborar si nuestro comportamiento es más ético por la mañana que por la tarde.

Los investigadores lo achacan a que en el transcurso del día, a medida que vamos tomando decisiones y cansándonos, nuestra capacidad de autocontrol se reduce. Y eso hace que nos cueste más evitar los embustes y las trolas después del almuerzo. El "efecto de la moralidad matutina" lo llaman.

Vacunas

Si te vas a vacunar contra la gripe, es mejor que madrugues. Investigadores de la Universidad de Birmigham demostraron a principios de año que la producción de anticuerpos y la respuesta general del sistema inmune es muy superior cuando la vacuna se administra entre las 9 y las 11 de la mañana.

También demostraron que cambiar los horarios de inmunización podría evitar miles de casos de gripe sin gastos extra para los servicios de salud.

Memoria

Recién levantados de la cama, la memoria funciona mejor y retenemos mejor lo que aprendemos que a media tarde. Sobre todo cuando tratamos de aprender nuevas destrezas, lo que se conoce como "memoria del cómo" o memoria procedimental (cómo jugar al tenis, cómo tocar el piano, cómo montar en bici, cómo leer chino...).

La buena noticia es que hay una forma (placentera) de evitar este efecto y ser también buenos aprendices vespertinos: dormir una larga siesta.

Fobias

Aracnofobia, agorafobia, claustrofobia, nictofobia -miedo a la oscuridad-, fobia social... Para superar cualquiera de estos miedos, es mejor acudir a sesiones de psicoterapia por la mañana. Y es que a esa hora niveles de cortisol, la hormona del estrés que, paradójicamente, también ayuda a borrar los miedos irracionales, tal y como sacaba a la luz un estudio en Psychoneuroendocrinology.

Virus

Los virus de los resfriados, el herpes o la gripe se propagan más rápido y se diseminan mejor si nos infectan por la mañana que si la invasión se produce por la tarde, tal y como se podía leer hace poco en 'PNAS'.

Para ser exactos, estos gérmenes son diez veces más propensos a infectarnos a primeras horas del día que en horario vespertino, un dato a tener muy en cuenta cuando se combaten epidemias.

Concentración

Después de sesenta primaveras, el cerebro se comporta de manera distinta en función de la hora. Un estudio canadiense reveló que las personas mayores tienen más capacidad de centrar toda su atención en una tarea e ignorar las distracciones a primeras horas del día.

En concreto, los escáneres mostraron a que los centros cerebrales que controlan la atención -sobre todo la corteza prefrontal y parietal superior- tienen a esas horas una actividad similar a la de los adultos jóvenes. Sin embargo, durante la tarde esta actividad decae, y es más fácil que se dispersen con el vuelo de una mosca.

Publicidad