TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

AUNQUE LA EVOLUCIÓN Y LA DOMESTICACIÓN LES HACE TOLERAR BIEN LOS VEGETALES

Hacer que tu perro se vuelva vegano puede que no sea la mejor idea

Los perros son animales omnívoros, como los lobos de los que proceden. Una dieta sin carne lleva a carencias en algunos nutrientes, como la vitamina B12, el calcio o el zinc. Y aunque los animales son omnívoros, habría que comprobar que no les falta ninguno de estos elementos.

Un perro juega con una zanahoria

Pixabay Un perro juega con una zanahoria

Publicidad

Las dietas veganas y vegetarianas tienen cada vez más aceptación. Beneficios para la salud, para el medioambiente, para la vida de los animales… Y no solo para animales como vacas, pollos o cerdos. También, o eso creen los humanos, para sus mascotas perrunas. Hay dueños que imponen a sus mascotas un régimen vegano o vegetariano, en consonancia con sus propias ideas. Y no es la mejor idea.

Según un estudio publicado en el Journal of the American Veterinary Medical Association’, un 25 % de los productos vegetarianos del mercado estadounidense preparados para perros no tenían todos los nutrientes necesarios. A esto se suma otra investigación, realizada con 86 perros europeos; en ella se encontró que los animales, que seguían una dieta vegetariana elaborada por sus propios dueños, tenían deficiencias proteicas, en vitamina B12, en zinc o en calcio, entre otros nutrientes y minerales.

Si bien los perros pueden tener una dieta basada en verduras, no debería ser exclusivamente herbívora. La explicación está en la teoría evolutiva. El perro doméstico viene del lobo gris. Las investigaciones realizadas con lobos en el parque de Yellowstone (Estados Unidos) han visto que durante el verano estos animales contienen pequeños animales como pájaros, roedores o invertebrados. Pero también se atreven con otros más grandes como ciervos.

A la vez, comen muchas plantas, sobre todo hierba. Lo difícil es determinar el porcentaje de vegetal del que está formada su dieta y, por tanto, el porcentaje que tendría en la dieta de sus descendientes, los perros domésticos.

Con la evolución y los hábitos alimenticios, los perros hacen bien la digestión de hierbas y frutas, pero también se están alejando de tener una salud más robusta. Según algunos estudios, que ahora haya más perros con hocicos más cortos se debe a que están dejando de roer huesos. También, la introducción de vegetales ha hecho que tengan menos salud dental y que haya cambiado su forma de triturar con los dientes.

Más allá de los beneficios alimenticios la carne, mascar y roer carne, pieles y huesos es bueno para el perro, ya que lo ayuda a relajarse y sentirse mejor. En definitiva, la falta de nutrientes y de bienestar llevan a que añadamos algo de carne a su dieta o a que, si los convertimos al veganismo, vigilemos más su estado de salud.

Publicidad