TecnoXplora » Apps

NUEVA APP PARA EDITAR FOTOS

Over, larga vida a lo cuqui

Afortunadamente, hace tiempo que pasó la época del gif de la arroba llameante y de las páginas web optimizadas para Internet Explorer 6. Geocities y el primer Yahoo dieron paso a Pinterest y al actual Yahoo. Internet, al fin, es cuqui. Con Over tus fotos también pueden serlo.

Over edita fotos cuquis

Over Over edita fotos cuquis

Publicidad

Over es una aplicación disponible para iOS y Android para editar fotografías. Es decir, sobre el papel no aporta nada nuevo y encima es de pago (2,99 euros en iOS, 4,24 euros en Android). Entonces, ¿por qué debería descargarla si ya tengo los filtros de Instagram para satisfacer mis necesidades de edulcoración fotográfica? Porque, aunque parezca imposible, aporta algo —relativamente— nuevo: la imagen original no se toca.

Al abrir una fotografía con Over, la única opción disponible es recortarla o aplicar un ligero entintado. Ni filtros, ni contraste, ni saturación, ni más brillo que en la sala de trofeos de Leo Messi. Ahora bien, la imagen no se parecerá en nada a la original gracias a la posibilidad de añadir texto o elementos visuales. Y aquí sí podemos trastear a gusto.

Puede sonar contradictorio decir esto precisamente ahora que hablamos de Over, pero una imagen vale más que mil palabras, así que la mejor forma de comprender por qué la aplicación es tan buena es visitar su página de ejemplos o seguir su perfil en Instagram. ¿Ya? Si el lector es tan inútil como servidor, que tiene la creatividad de una maceta de geranios, posiblemente habrá pensado que esto no es para él. Que sí, que está muy bien, pero jamás conseguirá esos resultados. Pues el lector, como servidor en su momento, está equivocado. Como decía Obama: sí, se puede.

La clave está en la facilidad de uso (ni siquiera tiene un tutorial) y en la multitud de opciones disponibles. Cada frase o palabra funciona como una capa de texto que puede tener una fuente, tamaño, disposición o color determinado. Como en muchas designaciones políticas, todo se hace a dedo.

Además, hay disponibles otros elementos visuales con los que también se puede jugar. Y si la selección que llega con la aplicación no es suficiente —hay bastante variedad, pero uno nunca sabe cuándo va a necesitar el garabato de un robot para expresarse con precisión—, siempre es posible comprar alguno de los paquetes adicionales. De acuerdo, no todos estamos acostumbrados a pagar por ello, pero tiene más sentido gastar 0,74 euros en esto que en unas pegatinas de Iron Man para Line, nos pongamos como nos pongamos.

La única pega que tiene Over es que una vez creada una capa no es posible editarla. Lo bueno es que tampoco pasa nada por ponerse el traje de supervillano y condenarla al abismo, pues es muy sencillo repetir todo y volver a conseguir el mismo resultado. El mal también tiene cabida en lo cuqui.

No hay excusa. Internet, decíamos antes, tiene más de Etsy que de Goatse (si te preguntas por qué Google no ofrece sugerencias de búsqueda con este término, mejor entra antes en Wikipedia). Hay que abrazarlo. Y nunca mejor dicho. Viva lo cuqui.

Publicidad