TecnoXplora » Apps

Apps

No más sustos, así puedes evitar las actualizaciones inesperadas de Windows 10

Hay pocas sensaciones más desagradables que la de una actualización inesperada que borra todos esos trabajos sin guardar, así puedes evitarlo

Windows Update

Foto de Arman Tomato en Pexels Windows Update

Publicidad

Windows 10, 35 años después de su primera versión, sigue siendo uno de los sistemas operativos más utilizados. De hecho cuando hablamos de ordenadores personales es el más extendido. Y si hay algo que nos sienta mal cuando utilizamos las actualizaciones de “Windows Update” es que estas se realicen sin avisar. No hay nada peor que estar trabajando y ver cómo de repente el ordenador se apaga para reiniciarse mientras se instalan las actualizaciones. Por tanto lo que queremos explicaros es lo sencillo de evitar estas situaciones programándolas. Algo que se puede seleccionar fácilmente desde los ajustes del sistema operativo.

Así puedes programar las actualizaciones

Es bastante sencillo acceder al menú de “Windows Update” donde se pueden elegir los pormenores de cómo se ejecutan las actualizaciones de sistema. Si no aplicamos algún tipo de criterio a las actualizaciones lo normal es que nos cojan por sorpresa y nos den algún disgusto importante. Lo que hay que hacer para acceder a los ajustes de las actualizaciones es lo siguiente:

  • Accede al menú de Windows Update pulsando sobre la barra de búsqueda y escribiendo “Windows Update”
  • Pulsa sobre “Configuración de Windows Update”

Los puntos clave para evitar actualizaciones inesperadas | Tecnoxplora

Ahora accederemos directamente al menú donde se pueden configurar las actualizaciones del sistema, donde tenemos dos aspectos clave que configurar. Uno de ellos es el “cambiar las horas activas” que son las horas en las que normalmente utilizamos el ordenador. Esto quiere decir por ejemplo que si marcas como horas activas de 8h a 17h, por ejemplo mientras trabajas, no se llevarán a cabo actualizaciones durante esas horas, y nos evitaremos sustos innecesarios.

También las puedes pausar

Otra alternativa, si hemos visto una notificación de actualización pendiente, es la de pausar las actualizaciones. Esto se puede hacer en el mismo menú de configuración, justo encima de la opción de “Cambiar horas activas”. Solo hay que pulsar sobre “Pausar las actualizaciones durante 7 días” para que estas dejen de estar activas y no se vuelvan a reactivar hasta una semana después. De esta forma aunque no haya configuradas horas activas, nos aseguraremos de que las actualizaciones no comenzarán a ejecutarse al menos durante este tipo. Eso sí, pasados esos días corremos el peligro de olvidarlo y que la actualización se lleve a cabo en el momento más inoportuno.

Si entramos en las “opciones avanzadas” en la parte inferior de este mismo menú, podemos pausar también las actualizaciones hasta un día concreto. Hay una sección de “Pausar notificaciones” que permite pausarlas hasta un máximo de 35 días. Si se supera ese plazo, no podrás volver a pausar las actualizaciones hasta que las pendientes se instalen correctamente. Por tanto son distintas opciones las que nos ofrece este menú de configuración de Windows Update. Todo ello con el objetivo de que estas actualizaciones no se ejecuten de forma inesperada y puedan crearnos un problema importante perdiendo documentos que no habíamos guardado previamente. Es algo que nos puede llevar apenas unos segundos configurar, y que a cambio puede aportarnos mucha tranquilidad y evitarnos sustos.

Publicidad