TecnoXplora » Apps

AL FINAL RESULTARÁ SER ÚTIL...

Yo, la app más tonta, empieza a cobrar sentido para las marcas

Aunque ha empezado como un chiste, Yo va cogiendo forma poco a poco y parece dispuesta a liderar una nueva oleada de apps mejor integradas en nuestra vida.

Aplicación Yo para el móvil

Yo Aplicación Yo para el móvil

Publicidad

¿Os acordáis de Yo? No pasa nada (aunque pasó por aquí hace un tiempo). Es normal no acordarse de ella, sobre todo con ese nombre. Yo es una app un poco difícil de definir pero que podríamos simplemente caracterizar porque funciona de un modo único y particular: tienes una lista de nombres con tus contactos registrados y, si pulsas sobre ellos, se les manda un mensaje que no puedes escribir: simplemente dice "Yo". Aunque en español suene raro, en inglés esto tiene sentido porque es una especie de “Ey” molón.

Seguro que ahora os estáis preguntando qué clase de gracia o de utilidad tiene esta aplicación, y no sois los únicos: periodistas especializados y curiosos en general siguen pensando exactamente para qué se podría usar esta app. Para su sorpresa, el uso que le están empezando a sacar sus creadores no se lo esperaba nadie: es una app para notificaciones personalizadas no dependiente de otras apps y que quiere trabajar directamente con productores de contenido, con tiendas y con marcas.

No es broma, podéis comprobarlo vosotros mismos en la Yo Store. Desde el HuffPo hasta Buzzfeed pasando por grupos de música, servicios de streaming y tiendas de ropa, todos estos grandes nombres están en Yo y están dispuestos a darte un aviso cuando les venga en gana para que estés atento a sus productos. Sí, puede sonar intrusivo, pero al menos eres tú quien se da de alta en sus ‘tiendas’, por lo que en teoría deberías agradecer este spam voluntario.

Aplicación Yo

Si aún no le veis el sentido, os lo ejemplificamos como mejor sabemos: con gatos. Lil Bub es minino especial y canijo, y tiene una cuenta de Yo. Y si te das de alta, te mandará un aviso cada vez que tenga un nuevo vídeo, una nueva foto graciosa o un gif de alguna monería. Aplicad esto a otros campos, como un gol del Atleti, un resultado electoral o unas sneakers que se ponen a la venta en tu tienda de referencia y tenéis hecho el negocio.

Todo esto resulta de una forma de pensar que Yo ha implantado en el cerebro de algunos empresarios y que podría ser el próximo boom de las apps, pues muchos auguran que de aquí a poco tiempo usaremos las aplicaciones más por las notificaciones que nos mandan que por cómo interactuamos dentro de ellas ¿O acaso tú entras en WhatsApp para enviar un mensaje tanto como para leerlo y contestar? Pues eso mismo.

Yo quiere funcionar como un Google Now más manejado por el usuario que por Google de forma automática (aunque esto no sea del todo acertado) y parece contar con bastantes nombres que se han sumado al carro de su insulso pero eficiente consumo de notificaciones.

Si desde Yo consiguen que la personalización de los avisos sea más específica -porque nadie quiere morir aplastado por notificaciones cada vez que un gran medio publica una noticia- el éxito está casi asegurado. No lo decimos solo nosotros, sino también vuestros teléfonos: ¿acaso no habéis visto que las notificaciones en iOS 8 son mucho más agresivas que nunca y que Android 5 ha dado más espacio en la pantalla a los avisos y permite desplegarlos antes incluso de abrirlos?

El futuro de tu teléfono móvil depende de cómo actúes con tus notificaciones y, en este sentido, Yo ha llegado temprano a muchos usuarios. Quizá en España el servicio aún tenga mucho camino por recorrer, y quizá no le vendría mal un cambio de nombre... pero nosotros mejor os avisamos temprano.

Publicidad