LIGAR CON TU CURRICULUM

LIGAR CON TU CURRICULUM

Una 'app' de citas de alto riesgo: ligar estilo Tinder con tus contactos de LinkedIn

Si no eres una de las miles de personas que están platónicamente enamoradas de un compañero o compañera de trabajo, seguro que los has sido alguna vez (o ya te tocará más adelante). Pasamos tantas horas en la oficina que es normal que surjan cosas... Para los tímidos –que no se atreven– y los temerarios –que se atreven a todo– ha nacido LinkedUp! Es algo así como mezclar Tinder y LinkedIn. Explosivo.

Ligoteo entre compañeros de curro... via LinkedIn
Ligoteo entre compañeros de curro... via LinkedIn | TecnoXplora

Si hay una red social que nos transmite una confianza de la que carecen el resto sin duda es LinkedIn. Ya sea por la labor fundamental que desempeña (a veces con más éxito que el SEPE) o porque cada uno trata de mostrar allí lo mejor de sí mismo para convertirse en el candidato perfecto a un puesto de trabajo, si tuviéramos que poner la mano en el fuego por alguien delante de un reclutador sin duda recurriríamos a su perfil en la red social para profesionales antes que en sus cuentas de Twitter o de Facebook.

Eso es así. Aunque hay quien trata de cambiarlo... Hay quien quiere arrebatar a LinkedIn el aura de seriedad y formalidad que se ha labrado a base de años de envidiar la frenética actividad de sus competidores. Hay quien, cansado de ver cómo sus conocidos (y probablemente él mismo) fracasaban estrepitosamente al tratar de utilizar la plataforma de negocios como lugar para encontrar citas románticas, ha decidido ponerse manos a la obra.

width=

Hablamos del creador de LinkedUp! que, tras saber del éxito de la ya omnipresente Tinder, decidió jugarse el tipo y, en lugar de conectar su app de ligue con Facebook, optó por conectarla con LinkedIn. Al fin y al cabo sus colegas y él ya usaban los mensajes privados de esta red social con intenciones amatorias, mientras todos seguíamos pensando que servía solo para el trabajo.

¿Por qué no simplicar las cosas? ¿Por qué no aprovechar que a todos nosotros -raro sería lo contrario- nos atrae o nos ha atraído algún compañero de trabajo? ¿Qué tendría de malo aprovechar para tirarle los tejos en el único paraje de internet en el que no rehuye nuestras peticiones de amistad?

Su objetivo, como el de casi todos los creadores de apps de citas, es facilitar un primer contacto entre un chico y una chica. Decirlo es fácil, pero en la práctica muy pocas lo consiguen. Por eso Fischer pensó que, conectando su aplicación con LinkedIn, los pretendientes tendrían mucho más a mano algunos datos de suma importancia antes de pasar a la acción. No solo el trabajo actual de la otra persona, sino también sus anteriores ocupaciones, la universidad en la que estudiaron, su colegio o, incluso, sus aptitudes más destacadas (no penséis mal...)

width=

Pero ahí no acaba todo. Al igual que Tinder, LinkedUp! permite añadir imágenes más allá de aquellas que utilizamos en la red profesional para aparentar formalidad y seriedad. Además, esta nueva aplicación, por ahora solo disponible para iOS, nos permite incluir información adicional (sobre todo aspectos más personales).

Así, en lugar de flirtear con nuestros compañeros de trabajo en base al puesto que ocupan en la empresa –que sin duda es una opción- también lo podemos hacer porque hayamos detectado que existen ciertas aficiones en común.

Respecto al mecanismo de LinkedUp! no hay demasiado que decir, pues es prácticamente el mismo que el de Tinder. Muy sencillo: las candidatas o los candidatos van apareciendo en pantalla, echamos un vistazo rápido a sus fotos e información personal y pulsamos uno de los dos botones que aparecen en pantalla. 'Pass' si no es lo que andamos buscando; 'Like' si tiene visos de ser el amor de nuestra vida.

width=

No es el primero que lo intenta

No es la primera vez que un astuto desarrollador trata de sacar partido a la atracción que a menudo sentimos por nuestros compañeros de oficina. Antes que el creador de LinkedUp! ya hubo quien trató de sacar partido al morbo de acabar cenando con ese compañero o compañera al que vemos más que a nuestra propia familia. Navid Nadir, cansado de ver como muchos de sus colegas naufragaban en busca del amor de su vida, decidió echarles un cable allá por 2012.

Fue entonces cuando este licenciado en ingeniería informática por la Universidad de Queens (Canadá) puso en órbita el sitio para citas Hitch.me sin otra pretensión que dar el toque de realismo que a menudo se echa en falta a los perfiles que usamos para ligar en internet.

width=

Y qué mejor para ello que sacar partido a la información que compartimos a través de LinkedIn. “La gente trata de ocultar su identidad en la mayoría de los sitios de citas en línea”, mantenía Navid. “Pero si quieres salir con alguien , ¿por qué mentir?”. Pese a que sus intenciones eran buenas, el inventó no dio los frutos esperados.

No sabemos cómo acabará la aventura de LinkedUp!, pero todos hemos escuchado alguna vez aquello de “dónde tengas la olla...”. En fin, que cada uno rime lo que quiera. El mensaje está claro: a veces es mejor dejar volar la imaginación y dejar las cosas de la vida real como están. Recuerda que LinkedIn está pensado para darnos trabajo, no para hacer que lo perdamos por no pensar con la cabeza.

David G. Ortiz | @gomezortiz | Madrid | 06/05/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.