Animal Rescue España encontró en una urbanización de Toledo, a un pequeño gato de apenas unos meses que tenía las orejas mutiladas.

La protectora se encargó de Nano, así se llama el animal, curándole las orejas y encontrando a una familia para él.

El animal, al tener las heridas abiertas, tenía los canales auditivos llenos de gusanos, pero los veterinarios consiguieron curarle. Además, aseguraron que por los cortes limpios que presentaba, le habían cortado las orejas de forma intencionada.

Mediante sus redes sociales, la protectora ha mostrado vídeos de cómo se iba recuperando el pequeño gatito. En las imágenes se ven también las ganas que tenía de jugar con los empleados de Animal Rescue España.

El pequeño Nano, un animal muy cariñoso pese a su traumática experencia

A pesar de la mala experiencia de Nano, el gatito, al que describen como "tierno y cariñoso", no tiene miedo a los humanos.

"Nano es un luchador, tierno y guapo. Cada día nos enseña el valor de la superación y la eterna inocencia de los animales. Seguimos luchando por ellos", ha dicho la protectora.

Al final, Nano ha encontrado a un familia que se hará cargo de él y le cuidará como es debido.

Imagen del pequeño Nano con las orejas repletas de gusanos | Facebook Animal Rescue España