Miles de escoceses han salido a las calles de Edimburgo, la capital escocesa, con banderas, gaitas y tambores para reclamar un nuevo referéndum de independencia,

En el plebiscito de 2014 la mayoría (el 55% ) votó a favor de permanecer en Reino Unido, pero las actuales diferencias con el Brexit han reabierto este debate.

En la marcha, a la que en la convocatoria en redes se pedía acudir con banderas, pancartas, gaitas y tambores, se han podido ver banderas con la cruz de san Andrés, banderas con el escudo monárquico escocés y banderas catalanas.

La ministra principal de Escocia y líder del Partido Nacional Escocés, Nicola Sturgeon, no ha participado en la marcha pero sí ha deseado "buena suerte" a los asistentes a través de sus redes sociales. "No puedo estar en persona allí, pero estaré con vosotros en espíritu. Tened un buen día y que no os quepa duda de que viene la independencia", ha publicado en su perfil de Twitter.

 

Sturgeon ha prometido un referéndum en el plazo de dos años si Reino Unido finalmente sale de la UE.