El fútbol vuelve a dejar una imagen lamentable. Era la semifinal del Campeonato Brasileiro Sub20 y se enfrentaban el Flamengo frente al Corinthians. Estos últimos acabaron eliminados y pagaron su frustración con el portero rival.

 

Podemos ver claramente como hasta diez jugadores acorralan al portero mientras le empujan y le agreden. Eso sí, la peor acción sin duda, es la de un jugador que se abalanza sobre él y le pega un puñetazo desde el aire.

Hasta el momento no se sabe qué sanción impondrán sobre los jugadores, pero esperemos que sea ejemplar. En un deporte como es el fútbol, no pueden permitirse acciones como estas. Es el deporte más seguido y que influye en cientos de personas y niños.