A pesar de que cada vez son más las niñas y jóvenes que deciden estudiar carreras relacionadas con estas con estas materias, aún sigue existiendo una notable brecha de género.

Por eso y con motivo del Día Internacional de la Niña y la Mujer en la Ciencia, desde Constantes y Vitales queremos recordar que luchamos por poner en valor el talento femenino y la igualdad entre géneros con la primera base de datos de mujeres científicas.

Además, queremos recordar a diez de las mujeres más influyentes relacionadas con la ciencia del último siglo:

Guillermina López Bendito

Investigadora Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Neurociencias de Alicante, centro mixto del CSIC y la Universidad Miguel Hernández. Estudia cómo reprogramar células en neuronas sanas para reintroducirlas en circuitos neuronales dañados y restaurar funciones vitales como la visión o la audición.

Elena García Armada

Científica titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Automática y Robótica, mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Ha desarrollado el primer exoesqueleto del mundo para la terapia de la atrofia muscular infantil, pensado para ayudar a los 17 millones de niños que en todo el mundo padecen parálisis cerebral, espina bífida u otras enfermedades neurodegenerativas o lesiones medulares.

Ángela Nieto

Doctora en Bioquímica y Biología Molecular, profesora de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo en el Instituto de Neurociencias de Alicante, mixto del CSIC y de la Universidad Miguel Hernández. Su principal contribución ha sido la identificación de genes y mecanismos que determinan la formación de órganos en el embrión, y la demostración de que la reactivación de estos genes embrionarios en el adulto da lugar a enfermedades como la progresión del cáncer, la fibrosis, o defectos en el crecimiento y la mineralización de los huesos.

Gabriela Morreale

Fue endocrinóloga y dedicó su vida a estudiar cómo el yodo, puesto que la carencia de él afecta a la salud de las personas. Es conocida por ser la creadora de la prueba del talón, que actualmente se hace a miles de recién nacidos en nuestro país de forma sistemática para prevenir carencias nutricionales que puedan dar pie más adelante a problemas de desarrollo físico y mental.

Margarita Salas

Falleció el pasado 7 de noviembre, a los 80 años por una parada cardíaca. Su estudio sobre el virus bacteriano Phi29 nos ha permitido conocer cómo funciona el ADN, cómo sus instrucciones se transforman en proteínas y cómo estas proteínas se relacionan entre ellas para formar un virus funcional.

María Blasco

Actualmente dirige el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), uno de las instituciones científicas españolas más reconocidas a nivel internacional. La Premio Nobel (2017) ha escrito más de 200 artículos para las revistas más prestigiosas del mundo. A través de los telómeros y la telomerasa, María Blasco y su equipo fueron capaces de retrasar el envejecimiento en modelos animales y abordar estas enfermedades, las cuales provocan un alto impacto en la salud y en la economía.

Alicia Calderón Tazón

Es física de partículas y forma parte del equipo que descubrió el bosón de Higgs, con el que consiguó ganar el Premio Nobel. El bosón de Higgs es una esquiva partícula cuya existencia se propuso y se describió en los años 60, pero que los científicos tardaron casi medio siglo en encontrar y así en confirmar su existencia.

Gertrude Belle Elion

Fue una bioquímica y farmacóloga estadounidense, que recibió en 1988 el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus descubrimientos de los principios clave sobre el desarrollo y el tratamiento de medicamentos.

Rosalind Franklin

Sus investigaciones sobre el ADN permitieron realizar increíbles avances científicos en el siglo XX. La investigadora consiguió la "fotografía 51", que mostraba la estructura de doble hélice del ADN. Sin embargo, gran parte de sus descubrimientos fueron robados y permitieron a otros científicos ganar el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962.

Rachel Carson

Ya desde comienzos del siglo XX, Rachel Carson advertía sobre los efectos nocivos de los pesticidas en el medio ambiente y de la contaminación. Su libro 'Primavera silenciosa' logró erradicar el DDT (Dicloro Difenil Tricloroetano) y provocó el comienzo de la preocupación sobre el deterioro del planeta por la acción humana.