SON INQUILINAS DE VIVIENDAS SOCIALES EN VIENA

SON INQUILINAS DE VIVIENDAS SOCIALES EN VIENA

Ciudadanas austriacas ven imágenes de un desahucio en España: "Es brutal, no parece civilizado"

Lina Streeruwitz es arquitecta e inquilina de una vivienda social en un edificio que ella misma diseñó en Viena. Jordi Évole visita con ella la casa de Ute Tüchler, otra ciudadana austriaca que habita una vivienda social. El periodista les muestra cómo se efectúa un desahucio en España y no pueden evitar sentirse muy impresionadas por las imágenes.

Viena gasta anualmente 600 millones de euros en vivienda social. En la capital austriaca se construyen 5.000 pisos sociales cada año que en muchos casos se adjudican antes incluso de que estén terminados de construir.

Viena gasta anualmente 600 millones de euros en vivienda social

Jordi Évole charla con Lina Streeruwitz, una arquitecta e inquilina de una vivienda social en un edificio que ella misma diseñó en Viena. Vive junto a tres personas más en un piso de alquiler social de cien metros cuadrados pagando 750 euros al mes. Cuenta que acceder a una de estas viviendas "cuesta mucho, ya que hay que esperar, estar atento y tener suerte". Lina explica que estos alquileres son "para siempre" y que "no te echan": "La idea es que sea tu apartamento y se entregue una vez que te mudes o te mueras".

La arquitecta habla del edificio en cuya construcción ella participó: "Logramos construir estos espacios comunitarios con todo lo que prometimos. Queríamos una ciudad pequeña en este edificio y ofrecer otros espacios". La comunidad tiene un cine y muchas otras zonas comunes de las que disfrutar.

Jordi Évole se muestra sorprendido y pregunta si pudo haber sobrecostes en la construcción del edificio, a lo que Lina repsonde: "No podemos pasar del presupuesto, no se puede. Hay un precio limitado, los costes de la obra no pueden exceder cierto límite. Pierdes el subsidio si es mas caro que lo presupuestado".

Jordi y Lina visitan a Ute Tüchler, otra inquilina de un piso social en Viena. La mujer cuenta que ha valorado la posibilidad de tener una vivienda en propiedad: "Hemos pensado ir al banco a pedir una hipoteca, pero el mercado actual es inasequible. No queríamos la presión de tener que pagar una hipoteca". Lina añade que "con un crédito pagas muchos años y pagas de más" y defiende que es "mejor pagar un alquiler y aportar a un sistema que sigue funcionando" en Viena.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.