Viajestic » Curioso

FORMENTERA

¿Sabes cuál es la isla del trigo y por qué se llamaba así?

Formentera era conocida, hace unos tres siglos, como la isla del trigo; los molinos que todavía se conservan dan fe de ello.

¿Sabes cuál es la isla del trigo y por qué se llamaba así?

Imagen cortesía de Turismo de Formentera ¿Sabes cuál es la isla del trigo y por qué se llamaba así?

Publicidad

Cuando pensamos en molinos de viento es inevitable recordar al ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha cabalgando a lomos de Rocinante y lanzándose a la batalla contra los terribles gigantes sin prestar atención alguna al bueno de Sancho que a medio camino entre la perplejidad y el temor trataba de explicarle a su caballero que no eran gigantes sino molinos y que se iba a dar un castañazo de mucho cuidado si no desistía de su empeño de luchar contra ellos; pues bien hubo un tiempo, siglos atrás, en el que no solo había molinos en la Mancha, aunque Cervantes se encargó de inmortalizar precisamente eso, los de la Mancha, había otros lugares donde también se molía el trigo para hacer pan, otros lugares que levantaban y cuidaban sus molinos, lugares como Formentera.

Mollí Vell La Mola
Mollí Vell La Mola | Imagen cortesía de Turismo de Formentera

Si hay una isla que ha hecho de la sostenibilidad su bandera esa es, sin duda, Formentera y por eso la conservación de su patrimonio histórico, no solo el natural, cobra también gran importancia; seis son los molinos que podrás ver en Formentera y uno de ellos podrás incluso visitarlo, el Molí Vell de la Mola; en tu visita descubrirás cómo son por dentro estas inconfundibles estructuras cónicas con aspas, verás como distribuyen su espacio interior dejando la parte superior para los engranajes, la central para la obtención de la harina y la inferior como almacén.

Además del Molí Vell de la Mola, se mantienen en pie y perfectamente conservados los molinos de la Miranda (el Molí d'en Mateu y el Molín d'en Jeroni), ambos cerca de SAnt Francesc; cerca de Sant Ferran están el Molí d'en Teuet, que pasa por ser el más antiguo de la isla, y e el Molín de ses Roques, hoy integrado en una vivienda; a estos dos hay que sumar el Molí d'en Botigues, en la zona de la Mola y cercano al Molí Vell de la Mola.

Molí de ses Roques
Molí de ses Roques | Imagen cortesía de Turismo de Formentera

Ninguno de estos molinos funcionan hoy sino que se conservan como parte del legado histórico de la isla, en cambio, el que será el séptimo molino de viento de la isla sí va a estar operativo porque, dado que en Formentera se mantiene todavía el cultivo del trigo, se producirá en estemolino la harina de xeixa, particular de esta isla y que enriquecerá más si cabe la propuesta de slow food de Formentera.

Publicidad