El acueducto de Segovia es, por excelencia pero también junto con otros monumentos, el lugar más famoso de esta ciudad castellano leonesa. Se sitúa en su casco histórico, justo en el centro de la ciudad, y cada año es más visitado por los turistas.

Hay varias teorías en cuanto a la fecha de su construcción, ya que algunos historiadores lo datan en tiempos del emperador Augusto (I a.C.) y otros en el siglo I. Sin embargo, los últimos estudios que se han realizado pondrían la fecha de inicio entre los años 112 y 115, por lo que estaría dentro del la época de mandato de Trajano o Adriano. En cualquier caso, es una de las huellas más significantes que dejaron los romanos en toda la Península Ibérica.

Acueducto de Segovia | Pixabay

En su época fue uno de los elementos de la ciudad más imprescindibles puesto que podía trasladar agua desde la montaña hasta el centro de la ciudad, con sus más de 16.200 metros de longitud y sus 167 arcos. Su parte más alta se sitúa justo en la Plaza del Azoguejo, donde en una cavidad se puede ver una virgen, una réplica de la donada en el año 1520.

Como en estos momentos solo debemos salir de casa para lo más imprescindible, ¿por qué no seguir explorando nuestro país de manera virtual? Esto mismo se puede hacer con el acueducto gracias a la página web de “España es cultura”, en donde se indica un enlace para poder hacerle una visita desde el salón de tu casa.

Acueducto de Segovia | Pixabay

Sabemos que estas opciones no son iguales a ver las cosas en persona, pero lo mejor para estos momentos es hacer viajar a tu mente e imaginarte cómo sería cuando por fin puedas estar en ese lugar. En este caso podrás ver el acueducto a vista de pájaro pero también muy de cerca, pudiendo apreciar cada rugosidad de las piedras que lo conforman. Ahora que sabes un poco de su historia, te gustará mucho más.