Castilla y León es una de las comunidades autónomas españolas con más historia. En sus calles y parajes podemos observar numerosos rasgos que nos muestran esa cultura innata que tantísimo nos hace emocionarnos cada vez que pasamos por esas tierras de ensueño. Ahora bien, uno de los puntos fuertes de este territorio lo encontramos en una época histórica concreta: La Edad Media.

Como es de esperar, en Castilla y León podemos encontrar un grandísimo número de fortalezas medievales. Vamos a centrarnos, en este caso, en cinco de los más conocidos a nivel general: Alcázar de Segovia, Castillo de Coca, Castillo de Peñafiel, Castillo del Buen Amor y, por supuesto, el Castillo de Ponferrada. ¿Quieres saber algunas de las curiosidades que esconden estos lugares? ¡Empezamos!

Alcázar de Segovia | Imagen en Wikipedia. Autor: Rafa Esteve. Licencia: CC BY-SA 4.0

Alcázar de Segovia

Es absolutamente espectacular y es una visita más que obligada si se decide visitar esta ciudad. Sobre esta leyenda existen una serie de versiones. Una de las tantas nos hace viajar hasta el año 1366. Don Pedro I de Castilla se encontraba en una de las salas del Alcázar cuando, bajo la custodia de su niñera, estaba jugando el infante Don Pedro con tan solo 8 años.

Ahora bien ¿qué dice la leyenda exactamente? Que el infante Don Pedro, que estaba asomado a una de las espectaculares torres del Alcázar, cayó al vacío. Murió en el acto. En cuanto la niñera del infante vio este panorama, no dudó un solo segundo en suicidarse tirándose exactamente desde la misma ventana.

Castillo de Coca | Imagen en Wikipedia. Autor: Juan Rosales. Licencia: CC BY-SA 3.0

Castillo de Coca

Es una de las grandes joyas de Castilla y León, no es para menos. Eso sí, hay que tener en cuenta que a principios del siglo XIX, como consecuencia de la invasión francesa, este castillo quedó prácticamente destruido. Después, tras el paso de posesión a favor de la Casa de Alba, se decidió reconstruirlo.

Así pues, llegó a convertirse en todo un tesoro artístico de España desde el mismo año 1928. Desde esa fecha, la gestión ha sido llevada a cabo por la Dirección General de las Bellas Artes. Así fue hasta que llegó el 1954, siendo reformado como escuela para capataces forestales. Actualmente, sigue teniendo este cometido.

Castillo de Peñafiel | Imagen en Wikipedia. Autor: GS3. Licencia: CC BY 3.0

Castillo de Peñafiel

Una de las grandes características de esta fortaleza medieval castellano-leonesa es el nombre por el que se conocía. Originalmente, se conocía como “Racha-Rachel”. Algunas leyendas afirman que ese nombre tenía su claro origen en la historia de Rachel. ¿Quién era? La amante del señor del castillo y que, además, acabó enamorándose de un caballero cristiano.

Ahora bien, ¿y “Racha”? Significa piedra o roca. Esto hace una clarísima referencia a la situación de esta fortaleza, puesto que está en un punto de lo más alto de un promontorio granítico. Con lo cual, “Racha-Rachel” se traduciría más o menos como “La roca de Rachel”.

Castillo del Buen Amor | Imagen en Wikipedia. Autor: El Pantera. Licencia: CC BY-SA 4.0

Castillo del Bueno Amor

Este espectacular y precioso castillo está ubicado nada más y nada menos que en la localidad de Topas, en la provincia de Salamanca. En la actualidad, esta fortaleza se utiliza como hotel. Ya sea por testimonios de huéspedes como de trabajadores, muchos son los que afirman que son muchas las cosas extrañas que suceden allí.

La recepción recibe llamadas de parte de habitaciones vacías, ventanas y puertas que de un momento a otro se abren y se cierran o, incluso, sonoros ruidos que se escuchan por todo el castillo. ¡Toda una experiencia! Esto ha hecho posible que muchos investigadores del ámbito paranormal hayan acudido a estudiar estos extraños fenómenos.

Castillo de los Templarios de Ponferrada | Imagen en Wikipedia. Autor: amaianos. Licencia: CC BY 2.0

Castillo de los Templarios de Ponferrada

Esta espectacular fortaleza medieval no solamente se le conoce por ese nombre, sino también con uno de lo más especial: El Castillo de las 12 constelaciones. ¡Es maravilloso! Pero, ¿por qué tiene también esta denominación? Por algo muy concreto. Una vista central del mismo nos permitiría nada más y nada menos que ver el dibujo de las constelaciones del zodiaco reflejada en todas sus torres.