Otra cosa no, pero los españoles somos muy viajeros. Nos encanta descubrir nuevos rincones en todo el mundo. Eso sí, aunque disfrutemos muchísimo al pisar lugares completamente novedosos, es cierto que tenemos que superar aún ciertas cosas. Es decir, hay cuestiones que, vayamos donde vayamos, ¡siempre odiamos! ¿Quieres descubrirlas con nosotros?

Dormir sin persianas

Es, sin lugar a dudas, una de las cuestiones que más nos cuesta entender cuando viajamos al extranjero, en la mayoría de los países. Es evidente que una cortina gruesa no tiene nada que ver con una persiana. ¡No nos vale en absoluto! Ni esas contraventanas de madera con las que, a pesar de todo, sigue entrando claridad. Es algo a lo que es complicado de acostumbrarse, qué duda cabe.

Obligado a dar propina

No es odiar, pero sí que nos resulta realmente curioso o raro. No lo entendemos del todo, vaya. Podemos dar propina, pero otra cosa es que nos obliguen a hacerlo. Se debe dar un porcentaje de la cuenta final al camarero, ¡y no hay más! De hecho, en algunos países, la propina del camarero depende únicamente de esas propinas que realizan los clientes. Así que no metas la pata... Infórmate en el país que vas a visitar, si estás obligado o no a hacerlo.

Viajes al extranjero | Pxhere

España no son sevillanas, toros, fiesta y siesta

No hay guiri que no responda eso si le dices que vienes de España. Siempre preguntan si sabemos bailar sevillanas o flamenco. Muchos tampoco están de acuerdo con que se les relacione únicamente con fiesta, siesta o, incluso, toros. Recordemos que existen muchos españoles que son contrarios a las corridas de toros y, qué queréis que os diga, España es mucho más que eso. ¡Y eso los extranjeros tienen que entenderlo de una vez por todas!

Cocinar con mantequilla

O, en su caso, margarina. Es evidente que los de fuera no tienen la gran suerte de cocinar con aceite de oliva como lo tenemos nosotros. Por ese mismo motivo, es evidente que te hierva la sangre cuando les ves hacerlo con mantequilla. Al principio es complicado, pero te aseguramos que te acabas acostumbrando. Recordarás ese aceite de oliva (¡ay, con el pan!) y lo extrañarás como nunca.

Los horarios de los guiris

Tanto a la hora de comer como a la de salir de fiesta y ver cómo los bares cierran tan pronto. El estilo de vida de ciertos lugares extranjeros suelen ser realmente diferentes a los españoles. Se nota muchísimo, sobre todo, en los horarios. Comen más pronto, salen más pronto y lo hacen todo más pronto que nosotros. Es complicado adaptarse, ¡pero al final lo acabarás logrando, te lo aseguramos!

Que nos relacionen únicamente con el fútbol

Ya sea por la Selección Española como por grandes equipos como son el Real Madrid o el Barça. España va mucho más allá que este deporte, ya que hemos demostrado ser grandes deportistas en muchos más ámbitos. No solamente por el fútbol. Eso sí, tal y como ocurre con las sevillanas, piensan que solo vivimos y respiramos por este deporte, ¡y no es para tanto!