El barrio de Užupis estuvo, originariamente, poblado por delincuentes, pero ahora es el hogar de cientos de artistas. La República de Užupis se encuentra dentro de la ciudad de Vilna, Lituania, y cuenta con su propio presidente, tiene una constitución, su bandera, y hasta una divisa creada por ellos. Para que nos entendamos, con un euro uzupian podemos tomarnos una cerveza.

Bordeando el famoso casco antiguo de la ciudad, está este magnífico barrio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cuya superficie es de medio kilómetro cuadrado. A pesar de estar dentro de Vilna, la República Užupis está más o menos aislada, por un lado, limita con el río Vilnia y por el otro, con elevadas colinas y una zona industrial actualmente abandonada.

República de Užupis | Imgen de t.przechlewski en Wikipedia, licencia: Creative Commons Attribution 3.0 Unported

El hecho de que artistas se hayan mudado a este barrio, lo convierte en uno de los más queridos de Vilna. Una vez hayamos cruzado la frontera, deberemos ir directos a la oficina de correos para que nos sellen el pasaporte. Podremos leer su constitución, pues los 41 artículos que la forman están escritos en 23 idiomas, en las paredes de la calle Paupio. Entre ellos encontramos artículos verdaderamente curiosos como: todos tienen derecho a morir, pero no es su obligación; todos tienen derecho a no saber de vez en cuando que tienen obligaciones; todos tienen derecho a celebrar o a no celebrar su cumpleaños; o nadie tiene derecho a usurpar la eternidad.

En las calles de Užupis encontraremos establecimientos realmente curiosos, como una farmacia reconvertida en cafetería donde podemos tomar el café de un tubo de ensayo. Y por supuesto, podremos disfrutar del arte local, creado por esta población tan carismática.

República de Užupis | Imagen de t.przechlewski en Wikipedia, licencia: Creative Commons Attribution 3.0 Unported

En esta República no entienden de protocolos, por eso es habitual encontrarte por la calle con alguno de los fundadores de esta nación, o con alguno de sus ministros. La República de Užupis declaró su independencia en 1997, y el 1 de abril de cada año celebran el Día de Užupis. Lo que no queda muy claro es si la soberanía de la República, aún no reconocida por ningún gobierno, pretende ser un asunto serio, humorístico o una mezcla de los dos. Recordemos que el 1 de abril se celebra el Día de las Bromas en muchos países (April Fools' Day en inglés, Poisson d'avril en francés y el Pesce d'aprile en italiano). Es el equivalente al día de los Santos Inocentes que en España y Latinoamérica tiene lugar el 28 de diciembre.

Los asuntos artísticos son la máxima preocupación de la República y no es de extrañar que su actual Presidente, Romas Lileikis, sea poeta, músico y director de cine. Nunca está de más conocer pequeños rincones de ciudades que nos esperan. Es el momento idóneo para empezar a pensar en nuestro próximo destino.