Una manera de hacer que los niños pasen los mejores días posibles hasta que acabe el confinamiento es mantenerles lo más activos posibles: haciendo que jueguen, pinten, aprendan cosas nuevas y, por supuesto, que lean. Leer es algo que van a agradecer, aunque a muchos les cueste empezar, al final sus mentes se acaban transportando a otros lugares. Si son muy pequeños y todavía no han aprendido, los papis pueden echarles una mano y contarles algún cuento.

A continuación os traemos cinco títulos de cuentos e historias que seguro que ya conocéis y que los más pequeños de la casa también querrán hacerlo, de una u otra manera. Además, si se quedan con ganas de más, en ocasiones encontraréis adaptaciones cinematográficas de las que también pueden disfrutar.

Viajes de cuento | Wikipedia (Fleischer Studios, Public Domain)

1. El maravilloso mago de Oz, Lyman Frank Baum

La protagonista de este clásico es Dorothy, la cual se escapa de casa con su perro, en busca de algo mejor. Tras un fuerte golpe, despierta en un mundo muy extraño al real. Allí se hará amiga de un espantapájaros, un león cobarde y un hombre de hojalata, aunque también conocerá a otros como son el Mago de Oz, la bruja mala o la buena.

2. Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carrol

Para llegar al País de las Maravillas se debe acceder por una madriguera, como Alicia hace persiguiendo al famoso conejo que tenía tanta prisa. Una vez te adentres en él, todo puede pasar, aunque primero debes hacerte más pequeño de tu tamaño. Conocerás al sombrerero loco, a la oruga y otros muchos a los que quizás es mejor no acercarse tanto.

3. Los viajes de Guilliver, Johnattan Swift

Esta historia te llevará por todo un mundo de diferentes comunidades que irás conociendo poco a poco, a menudo que él va viajando por él. Entre las sociedades más conocidas están los liliputienses, unos hombrecillos doce veces más pequeños que el ser humano, y los Brodingnagienses, mucho más grandes que nosotros.

Viajes de cuento | Flickr (NatalieMaynor, Attribution 2.0 Generic)

4. La historia interminable, Michael Ende

Esta obra de Michael Ende no solo es recomendada para la lectura de los niños, sino también para los adultos que pueden sacar otro tipo de aprendizajes que quizás aún los niños no consigan entender. Desde su primera página te adentrarás en una aventura que alterna entre la vida real y el libro que Bastián, el protagonista, va leyendo.

5. Peter Pan, James Matthew Barrie

Posiblemente, pocos mundos sean tan conocidos como el de Nunca Jamás, un lugar donde los niños no crecían y vivían felices, aunque en realidad se les llamaba “niños perdidos” porque no tenían padres. En él se viven aventuras con todo tipo de personajes: hadas, piratas, sirenas… Un clásico para todos.