Las aplicaciones de mensajería instantánea son de las más populares de las diferentes tiendas de apps. Solo hay que comprobar cómo WhatsApp es una de las más descargadas del mundo. Y eso a nivel global, porque luego de forma local hay otras apps que triunfan en sus respectivos mercados, por lo que la repercusión de estas es mucho más limitada. Es el caso de la app ToTok, una aplicación de mensajería que ha tenido un cierto éxito en Emiratos Árabes Unidos, y que ahora ha sorprendido a muchos viendo como desaparecían de las tiendas tanto de Google como de Apple.

¿Por qué han borrado esta aplicación?

Evidentemente que tanto Google como Apple se hayan puesto de acuerdo en borrar esta aplicación quiere decir que el peligro que pueden sufrir los usuarios es real. Resulta que en Emiratos Árabes Unidos está prohibido acceder a WhatsApp y Skype, por lo que hay que recurrir a aplicaciones alternativas de mensajería, que pueden ofrecernos la misma funcionalidad, o al menos similar. En el caso de este país se trataba de ToTok, una aplicación de mensajería aparentemente inofensiva que permitía a los usuarios de aquel país chatear con sus seres queridos y amigos de manera sencilla y rápida.

ToTok | APKPure

Evidentemente al no existir las principales aplicaciones de chat para descargar, esta se había convertido en una app muy popular. Ahora hemos conocido gracias a The New York Times, que esta app en realidad había sido creada por el gobierno de Emiratos Árabes Unidos para espiar a los usuarios, sus ciudadanos, y hacerse con información y datos personales de todos ellos. Lo más inquietante de todo, con fines de inteligencia, con lo inquietante que puede suponer este uso para esos datos. Aunque en España ha sido un app intrascendente, el gran éxito de esta app ToTok en los Emiratos permitió que esta se extendiera a otros países como el Reino Unido y Estados Unidos.

Las fuentes de The New York Times proceden de informes de seguridad clasificados de funcionarios de inteligencia de Estados Unidos, por lo que desde hace un tiempo se estaba rastreando la actividad de la app de cara a al uso que pudieran estar haciendo de ella los ciudadanos estadounidenses. Así que los usuarios, incluso los estadounidenses, que han estado compartiendo imágenes, vídeos o memes de forma inocente en esta aplicación, han podido enviar sin la menor intención, estos datos a la inteligencia de los Emiratos, que ignoramos que habrán hecho con todos estos datos. Lo que es evidente es que cada vez es más necesario concienciar a los usuarios que no siempre todo lo que está en las tiendas oficiales es 100% seguro, y que hay que tener siempre mucha precaución con lo que se descarga. En este caso era difícil anticiparse al fraude, porque además de ser una app que realizaba bien su contenido, era tremendamente popular en su país de origen, por lo que, ¿quién iba a sospechar de ella con esos credenciales?