A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES

A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES

Fake news, virales y trampas: las tecnológicas quieren salvarte de los problemas que ellas mismas crearon

Muchas empresas tecnológicas intentan salvarnos de los peligros online. Lo que no cuentan es que muchos de esos peligros los crearon ellas.

Fake News
Fake News | Agencias

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 30/01/2018

Internet ayudó a traernos una era de información abierta. Pero eso con el tiempo nos ha acabado trayendo también algunas consecuencias negativas, como la llamada 'infoxicación' o las 'fake news'.

Y ante esto, las empresas tecnológicas han tomado partida y ya han puesto los cimientos para acabar con ello. Lo que quizá no quieren reconocer es el origen de todo esto, ya que la mayoría de veces esos problemas fueron creados por ellas mismas.

Facebook, fuente de desinformación

Hace tiempo que Facebook (asegura que) está llevando a cabo una campaña activa contra las 'fake news' que intoxican nuestro timeline de manera recurrente. Quizá el mejor ejemplo fue la campaña electoral de Estados Unidos, pero pasa a diario cada vez que varios de nuestros amigos comparten contenido que está a años luz de ser cierto.

Sin embargo, a Facebook quizá no le apetece recordar que precisamente su propia plataforma se ha convertido, con el paso de los años, en el mayor hábitat de las noticias falsas. Sobre todo gracias al componente de viralización que tiene la red social y a la falta de control sobre este tipo de informaciones.

Pero no es su único fallo. Ahora la compañía de Mark Zuckerberg le ha declarado la guerra no sólo a los contenidos virales, sino también a cualquier tipo de 'fanpage'. Lo que tampoco cuenta Facebook es que durante años no ha hecho otra cosa que promocionar ese tipo de páginas, hasta que han inundado nuestro timeline en perjuicio del contenido original creado por nuestro amigos.

Google, contra el contenido pagado

A Google le pasa algo similar con las 'fake news': dice que va a establecer controles para que este tipo de contenidos estén mal posicionados, pero olvida que fueron precisamente sus algoritmos los que permitieron que las noticias falsas fuesen accediendo a los mejores puestos de su buscador de cara a los usuarios.

En el buscador también están enfadados por la colocación de contenidos sin calidad que están pagando por posicionarse bien. Una crítica lícita... si no fuera porque es precisamente Google quien, chequera mediante, ha accedido durante años a los deseos de este tipo de plataformas, dándoles un lugar privilegiado dentro de su sistema.

Twitter y su 'guerra' contra los bots y el acoso

En Twitter sucede algo similar. No quiere que su plataforma se convierta en un avispero de odio y ciberacoso, pero no parece hacer lo suficiente para evitarlo. Hace tiempo que muchas personalidades piden que los perfiles funcionen como las fanpages de Facebook, que te permiten borrar un comentario agresivo hecho en tu propio perfil. Sin embargo, la red social sigue sin mover pieza en este sentido, de la misma forma que tampoco actúa rápido ante las denuncias por comportamientos abusivos en toda su red social.

Twitter tampoco quiere 'fake news', pero lo cierto es que son el rey de su ecosistema. Sobre todo gracias a la inundación de bots, que de manera organizada se encargan de difundir contenido falso sin que la red social haga mucho por evitarlo.

El escenario, en definitiva, es confuso. Las grandes tecnológicas del mundo están tomando cartas en el asunto (o eso dicen) para librarnos de las malas prácticas en internet, pero quizá convenga recordar que sin su ayuda nada de esto hubiera hecho falta.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.