TecnoXplora » Móviles

PRESENTADOS EN EL MOBILE WORLD CONGRESS 2017

El Nokia 3310, el indestructible, será un bluf en España: no permite usar WhatsApp

El regreso del Nokia 3310, el indestructible, presentado en el #MWC17, se quedará en un acto para nostálgicos. En España, esos móviles no los comprará casi nadie. No permiten WhatsApp. Y si no hay WhatsApp, ¿para qué demonios quieres un móvil, aunque cueste 49 euros?

Regresa el Nokia 3310, pero sin WhatsApp

Nokia Regresa el Nokia 3310, pero sin WhatsApp

Publicidad

Nokia está oficialmente de vuelta. Nostálgicos y gente que necesitó cuatro meses para aprender a usar Snapchat la recibimos con los brazos abiertos. ¿Funcionarán sus nuevos teléfonos en el mercado? Antes de soltar las palomas, vamos a ver unas cuantas consideraciones.

 

Esta Nokia no es aquella Nokia. En la finlandesa hubo muchos despidos en la misma medida en que sus ventas iban bajando ante el arrollo de iPhone y Android. Tras la compra de Microsoft, muchos empleados también se quedaron por el camino en varias fases. Simplemente, Nokia no puede ser lo que fue porque las personas que la conformaron no están, y eso incluye a ingenieros, ópticos, expertos en materiales, diseñadores, gente de marketing, portavoces con operadores… Muchos eslabones de la cadena. Si la Nokia actual es mejor o peor lo dirá el tiempo, pero no podemos pensar que veremos una réplica de lo que hubo hasta hace unos años.

HMD es la clave. La crearon ingenieros y directivos que se marcharon o fueron despedidos de Nokia, y son quienes tienen la licencia para usar la marca en terminales construidos en Foxconn, el mayor fabricante de electrónica de consumo del mundo. En Nokia no están los nombres clave que decíamos antes, pero en HMD sí están muchos de ellos.

El negocio a largo plazo. Los precios de los smartphones que vamos a ver, los recién anunciados por Nokia, están en el límite de la venta por debajo de los márgenes de beneficio. A falta de ver su estructura de costes, la pregunta es si Nokia tiene futuro a largo plazo con esta misma estrategia.

Los nuevos modelos son dos:

Nokia 3. 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento, 5 pulgadas, procesador Mediatek de gama baja. Por 139 euros, puede ser un súperventas para todo quien quiere una opción en la gama de entrada, aunque otros modelos con buena presencia como el Moto E3 se puede encontrar ya por 99 euros.

Nokia 3
Nokia 3 | Nokia

Nokia 5. Misma memoria RAM e interna, y procesador Snapdragon 430, de gama media-baja. 5,2 pulgadas de pantalla y resolución HD por 189 euros.

Nokia 5
Nokia 5 | Nokia

El otro modelo, el Nokia 6 (cuya imagen encabeza este artículo), ya fue anunciado meses atrás y comercializado en Asia, donde ha tenido buena acogida comercial. Tiene el mismo procesador que el Nokia 5, pantalla de 5,5 pulgadas HD, 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Se podrá comprar a nivel global por 229 euros.

En la telefonía móvil se suele poner como ejemplo a OnePlus de la capacidad de poner precios muy bajos, pero lo cierto es que es un negocio con fecha de caducidad: OnePlus no tiene beneficios con sus móviles. Estos llegan a través de la venta de accesorios. ¿Será sostenible esta estrategia dentro de unos años, o será preciso subir precios y, con ello, perder parte del atractivo que tienen a día de hoy?

A Nokia puede ocurrirle algo similar. Es posible que estén vendiendo a precio poco más que de coste para posicionarse de nuevo en el mercado, pero antes o después tocará volver al mundo real, al cruel mercado de la telefonía móvil. A su favor juega que se ahorran los costes de desarrollar su propio sistema operativo o su capa de personalización. Un coste que sí tienen Huawei, Samsung, LG y compañía, pero que Nokia se ahorra al vender “Android puro”. Y además, lo plantea como una ventaja. Apenas los Moto de Lenovo, los carísimos Pixel que juegan en otra liga, y los BQ en el caso español, pueden presumir de algo así. El resto queda en marcas intrascendentes.

La situación del mercado móvil ahora mismo es la siguiente: Apple se lleva el dinero, Samsung y Huawei la cuota de mercado, y LG y BQ las migas. Asaltar al menos a estos dos últimos ya será complicado, y sobre todo, hará falta mucha nostalgia de la buena para volver a comprar un Nokia, cuya imagen de marca quedó denostada y difícilmente con el formato actual de smartphone podrá recuperar ese aura de indestructible.

¿NOSTALGIA SIN WHATSAPP?

Para eso queda [[LINK:EXTERNO|||http://www.antena3.com/noticias/tecnologia/oficial-asi-nuevo-nokia-3310-movil-nostalgicos_2017022658b31da60cf2fa92de508ad4.html?|||su “nuevo” Nokia 3310]], otro caso de estudio: si se vende por 49 euros, hay que ir restando impuestos, margen para el distribuidor, costes de marketing, costes de materiales, de desarrollo, gastos de transporte… ¿Cuánto está ganando Nokia con ese terminal? ¿Y cuántos necesitará vender para hacerlo rentable?

Desde luego no será en España, pero quizás tenga su oportunidad en mercados emergentes donde 250 dólares siga siendo un precio prohibitivo para un móvil. Por otro lado, el factor WhatsApp va a hacer directamente inviable su venta en nuestro país más allá de cuatro nostálgicos anecdóticos.

WhatsApp es canónico en nuestro país, es un estándar de comunicación en sí mismo, y ha llegado a reemplazar en el imaginario colectivo a la palabra “mensaje”, es muy habitual escuchar “te mando un WhatsApp”.

La propia compañía -WhatsApp- dejó de dar soporte a varias plataformas anticuadas o en desuso, como todo BlackBerry o Symbian, y precisamente una versión de Symbian es lo que tiene este Nokia 3310. Millones de móviles se quedaron a oscuras el 31 de diciembre por ese motivo. Así que ya saben, amigos, en España, 'no WhatsApp, no party'. Que se lo pregunten al efímero Firefox OS.

Publicidad