Si usas auriculares habitualmente, en más de una ocasión, por no decir casi siempre, te habrá tocado deshacer un gran nudo en el cable que se ha formado por sí solo. Te contamos por qué ocurre esto en el vídeo.

Aunque los cascos por bluetooth se han puesto muy de moda en el último año, la mayor parte de las personas siguen utilizando los clásicos auriculares de música por cable. En vista de que los cascos con acceso al bluetooth han de cargarse cada poco tiempo y son muy caros, no es de extrañar que muchas personas sigan prefiriendo los auriculares de toda la vida.

Sin embargo, tienen una gran desventaja. No sólo que se rompen con mayor facilidad, sino que constantemente se forman grandes nudos en el cable que cuestan un montón desenredar.

Unos nudos que, si tienes paciencia, conseguirás deshacer en unos pocos minutos. Pero que, si pierdes los nervios con facilidad, conseguirás empeorar. Además, si intentamos deshacer el enredo de forma rápida y poco cuidadosa, es probable que incluso lleguemos a romper el cable, necesario para poder escuchar algo con los cascos.

Un grupo de científicos ha investigado este hecho para identificar qué factores físicos conducen a la formación de enredos en los cables de los cascos de música. Con más de 3.000 pruebas, los físicos observaron la formación de nudos 1.127 veces, con 120 tipos de nudos diferentes. En el vídeo superior te mostramos la conclusión a la que llegaron.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Científicos alertan sobre las catastróficas consecuencias de la desaparición de insectos

¿Qué es exactamente el chocolate blanco?