TecnoXplora » Móviles

DE LA VIDEOCONSOLA AL IPHONE

Breve historia del 'bend test': casi dos décadas maltratando gadgets para ver si se rompen

Doblar teléfonos no es una moda que haya llegado con los 'youtubers'. En 1998 ya había quien se atrevía a hacerlo con ordenadores para comprobar la resistencia del aparato.

Imagen no disponible

Atresmedia Imagen no disponible

Publicidad

José Manuel Blanco | @josemblanco | Madrid
| 25.11.2015 01:33

A lo largo de la primera década del siglo XXI teléfonos, iPods y consolas fueron sometidos a todo tipo de pruebas que se difundieron por el mundo gracias a YouTube. En ocasiones, más que un afán por testar la resistencia de los dispositivos, bien parece que haya afán por destruir.

En cierto modo YouTube puede ser paraíso de gatitos, del ‘unboxing’ o de los propios ‘youtubers’. Pero resulta que en los últimos años parece haber una revolución del ‘bend test’, esa moda de doblar o someter a pruebas de resistencia los ‘gadgets’ para comprobar su dureza.

Pero no, grabar golpes, torsiones y demás no nació con el exhibicionismo en redes sociales. Viene de antes, por lo menos desde 1998. Eso sí, su historia se puede recorrer gracias a YouTube.

Allá por 1998, cuando el mundo se preparaba para despedir una década, un siglo y un milenio, la fundadora de la revista ‘The Gadgeteer’, Julie Strietelmeier, publicó una 'review' del ordenador Everex FreeStyle Manager A-15. En ella, escribió: “No hay chirridos o movimientos en la cubierta cuando aprietas o estrujas”. Para The Verge, aquí hay un precedente de los futuros ‘bend test’. De hecho, ‘The Gadgeteer’, muchos años después sigue haciendo este tipo de pruebas en sus ‘reviews’.

Según explicó la propia Strietelmeier, empezó a dar estos datos en su ‘review’ (ella asegura que por entonces no había nadie que lo hiciera, o por lo menos que ella conozca) “porque no me gusta gastar un montón de dinero en algo que parece poco sólido, y sabía que otra gente se sentía igual”.

Lamentablemente, no tenemos vídeo de Strietelmeier agitando esa mezcla entre ordenador portátil y PDA. Para encontrar los primeros vídeos de estas pruebas hay que irse unos años hacia delante: YouTube comenzaba a dar sus pasos en 2005 y de ese año data un vídeo en el que se ve a unos jóvenes probar la resistencia de una videoconsola. ¿Aguantará los golpes?

Sí, es ‘Internet a mano’, un programa de la extinta Localia, que luego se emitió en Antena Neox. En él, se ponían a prueba tres videoconsolas: una Xbox, una PS2 y una Game Cube. Las pruebas hacen daño a la vista: tirarlas al suelo, arrojar una pesa de cinco kilos sobre ellas, dar martillazos… Alguna no resiste el segundo asalto.

Test al iPhone desde el primer día

En 2007 llegó el iPhone. Toda una revolución en los mercados de la telefonía de la comunicación y de internet. Un editor de PC World grabó un vídeo que merece la pena ver por los métodos y materiales tan extravagantes que usa para comprobar su resistencia. Por ejemplo, mete el smartphone en una bolsa de congelados con unas llaves y agita el contenido para conseguir unos arañazos.

Como esto no resulta suficiente, decide luego darle presión con sus manos. Y lo que queda...

Con el paso de los años vimos más y más vídeos. Los smartphones se habían popularizado y cada vez había más modelos en las calles. También, mucho incomprendido que después de gastarse un dineral quería ver cuánto resistiría su nuevo ‘gadget’. Los errores eran cada vez más evidentes, quizá porque al ser los teléfonos más delgados era más fácil que se quebraran.

Las pruebas podían ser tan caseras como las que hemos visto arriba o tan avanzadas como usar máquinas industriales. Darle un golpe, doblarlo, que un coche le pase por encima…

Nunca será lo mismo con un test de los que hacen las propias empresas. En 2012, Blackberry subió un vídeo de sus test de resistencia: mucho más sofisticado que hacerlo en casa, claro está:

Doblar un móvil que se dobla

Ahora bien, ¿qué pasa cuándo surgen los móviles que se pueden doblar, fabricados así a propósito? Pues que más gente quiere intentar doblarlo. Fue lo que pasó con el LG G Flex a finales de 2013. Su principal publicidad era que se podía curvar, así que había que probar eso hasta sus máximas consecuencias. Y sí, el teléfono sobrevive:

En la actualidad, son numerosos los vídeos de ‘bend test’ que nos encontramos en YouTube. Y como algún teléfono o gadget no supere el test de resistencia, tenemos drama en los blogs tecnológicos. Da igual que el dispositivo en cuestión no anuncie su curvatura: hay que ponerlo a prueba.

Así hemos sabido que el iPhone 6s es bastante resistente, pero que el Nexus 6P, de reciente salida al mercado, se araña con facilidad. Y sí, también se dobla.

Más de 15 años disfrutando de ‘bend test’, caseros, extravagantes o profesionales. Con los smartphones y YouTube tienen pinta de permanecer para siempre. Eso sí, procura no dañarlos demasiado, que hay imágenes que duelen mucho a la vista

Publicidad