TecnoXplora » Internet

THIS IS SPARTA

Una semana con Project Spartan, el sustituto de Internet Explorer

Microsoft se ha actualizado a los tiempos que corren y por fin ha matado Internet Explorar. Su sustituto es Project Spartan y funciona como dios manda.

Spartan

Microsoft Spartan

Publicidad

Si en Microsoft vigilaran todo lo que hacemos con Internet Explorer (posiblemente solo vigilen una parte concreta, lo que compramos), habría un señor informático muy triste y hundido en una oficina porque vería que cada vez que un usuario relativamente avanzado instala Windows, lo primero y único que busca en Internet Explorer es una palabra: Chrome. O en su defecto, Firefox. Debe ser duro para Microsoft que todo el mundo rechace su navegador, incluso si el mundo tiene razones suficientes, de modo que entiendo que hayan hecho borrón y cuenta nueva.

Ese borrón y cuenta nueva es Project Spartan, el navegador que sustituirá a Internet Explorer en Windows 10 y que ya está disponible en la Technical Preview que algunos tenemos instalada en una partición de nuestro disco duro cuando nos apetece ver cómo será el futuro de nuestro PC. Y yo he estado una semana haciendo uso intensivo de Project Spartan para traeros este breve texto. En resumen: esto marcha.

Sí, Project Spartan va bien, es ligero y carga todo rápido, algo que ya no podía decirse de Internet Explorer y que cada vez se puede decir menos de Chrome. Sí, el navegador de Google se está volviendo demasiado pesado, consume muchos recursos y el 'smooth scroll' es algo que brilla por su ausencia. Aunque Windows 10 esté a medias y no sea tan estable como me gustaría, el navegador por ahora ha funcionado muy bien.

Es más, hasta me gusta estéticamente. Acostumbrado a la apariencia sobria de Chrome y Firefox, es de agradecer que Project Spartan continúe con las líneas de máxima simpleza de estos programas y los adelante un poquito gracias a su adaptación al esquema de interfaz de Windows 10, que también se puede describir por su simpleza y humildad. Vamos, que Spartan es bonito porque Windows 10 lo es.

Respecto a sus funciones, pues bueno. Las cosas se ven raras porque no renderiza todas las webs bien, algo normal en una versión inacabada y de prueba, y las fuentes dejan mucho que desear, algo en lo que Chrome y Firefox (este sobre todo) rinden de sobra. Al menos, su nuevo modo editor, en el que puedes pinturrajear sobre el navegador y mandar capturas de pantalla, funciona bien. Esto no tiene sentido en un ordenador sobremesa, pero en tablet seguro que tiene alguna utilidad.

De momento, el navegador solo tiene algunas imperfecciones que se pulirán antes de su lanzamiento, y de momento solo tiene una gran pega: que no tiene extensiones.

Trabajar sin determinados complementos de Chrome, que también suelen estar en Firefox, es bastante importante para mí y para cualquier usuario avanzado. No poder mandarme enlaces por Pushbullet es una faena, pero también que Inbox no funcione o que YouTube vaya a pedales, por ejemplo. Esto último es culpa de Google, claro, que prioriza su producto

¿Qué tiene que ofrecer Microsoft al respecto? Outlook, que a mi me da igual, y Cortana, el nuevo asistente de voz de Windows 10 que funciona bien (aunque mejor en inglés), pero que tampoco pretendo usar para mi trabajo diario o para buscar cosas en Google. No, no voy a buscar cosas en Bing.

Project Spartan nace en desventaja porque Microsoft, al margen de Windows, no tiene poder sobre productos que cada vez usamos más. Carga Facebook bien, si es lo que os interesa, como Twitter y demás, pero esto son sitios que cada vez uso más a través de sus propias apps de móvil. Mi navegador de internet tiene que ser veloz y fiable, y Spartan parece que lo es porque está programado para la web de hoy, pero no está integrado con todos los servicios que también son de hoy.

Podrá hacerlo para cuando salga la versión final, claro, ¿pero va a poder Microsoft mantenerse tan al día como Chrome o Firefox? Porque ese era el principal problema de Internet Explorer, su bagaje de años y años. Spartan empieza de cero y no tiene nada que lo arrastre, pero tenemos que ver si Microsoft va a darle gasolina suficiente para mantener el ritmo de los tiempos que corren, donde tan pronto un vídeo a 60fps en YouTube es importante como que esa herramienta que usas en el móvil esté integrada en tu navegador para hacerte algo más sencillo el salto entre plataformas.

Si trabajas con un teléfono de Windows esto lo tienes garantizado, eso seguro, pero no suele ser así

Publicidad