TecnoXplora » Internet

Internet

¿Es recomendable conectarse a redes wifi públicas? La Policía tiene una opinión al respecto

Las autoridades publican periódicamente guías para conectarse con total seguridad a redes inalámbricas abiertas que podemos encontrar en estaciones de metro, centros comerciales, etc.: ¿son seguras?

Publicidad

Es muy común que cuando llegamos a un nuevo establecimiento en un centro comercial, veamos un enorme cartel de wifi pública a nuestra disposición. Solo hay que llegar, conectarse sin necesidad de contraseña y listo, ya podemos ver series, películas o consultar en internet cualquier cosa con la que estemos.

Wifi gratis | Photo by Paul Hanaoka on Unsplash

El problema es que en ese pequeño intervalo de tiempo en el que nos hemos tomado un café, o visto unos cuantos trapos para la temporada, alguien se ha metido en nuestro dispositivo, nos ha robado fotos personales que solo tenemos en el móvil, y alguna que otra contraseña de una cuenta en la red social donde más participamos. El hacker ya está listo para extorsionarnos o, peor aún, suplantar nuestra identidad en todos los rincones de la web que desee.

Este es uno de los muchos ejemplos (parecidos) que nos recuerdan desde la Oficina de Seguridad del Internauta que podemos sufrir al conectarnos a redes inalámbricas públicas, abiertas y que cada día proliferan sin reparar en los muchos problemas que pueden causar cuando hay un hacker merodeando por esas conexiones.

¿Qué peligros corremos?

Lo cierto es que son muchas las amenazas que nos acechan cuando nos conectamos a una red pública. Tanto es así que podemos sufrir, en primer lugar, robos de datos que transmitamos a través de esa wifi ya que en el momento que esa conexión es "abierta", cualquiera puede cotillear lo que hacemos. Precisamente, una de las ventajas de las redes inalámbricas protegidas es que también tienen cuidado de transmitir todo de forma cifrada, de ahí los estándares WEP (menos), WPA y WPA2.

Los datos que van y vienen a través de la conexión no son los únicos que corren peligro: también los almacenados en nuestro smartphone, vía intrusión en el acto por parte del hacker, o a través de la instalación de malware que nos infectan el terminal. ¿Creéis que con esto es suficiente? Pues hay más: convertirnos, sin querer, en la herramienta del pirata a la hora de comunicarse con algún servicio que quiera hackear, de tal forma que toda su actividad atraviese nuestro equipo, con las responsabilidades delictivas que eso podría tener (hasta que se resuelva el error).

¿Podemos protegernos

Desde la misma fuente estatal nos dan una serie de consejos que debemos tener en cuenta a la hora de conectarnos a una red wifi abierta. La primera es tan sencilla como que, si lo puedes evitar, no te conectes a ella bajo ningún concepto. Mantente con tu tarifa de datos si dispones de buena cobertura y, en caso de que no tengas otra alternativa, evita siempre las redes abiertas o con seguridad WEP. Conéctate solo a las WPA o WPA 2, que pueden mantener ciertos niveles de seguridad.

No aproveches la red wifi pública para efectuar procesos de sincronización de servicios importantes, como pueden ser los bancarios o de aquellos que afecten a cuestiones económicas y redes sociales. En lo que a seguridad del sistema operativo se refiere, ten siempre las últimas actualizaciones, también de las apps, para evitar riesgos. Obviamente, no se te ocurra iniciar sesión con un usuario y una contraseña al estar conectado en la red abierta y, cuando termines de usarla, SIEMPRE, eliminadla de la memoria del dispositivo. No dejéis que la próxima vez se vuelva a conectar automáticamente.

Publicidad