En las últimas horas, a medida que la pandemia se extiende por los EE.UU., hemos asistido a un esfuerzo sin precedentes de algunas compañías tecnológicas que han aprovechado para empezar a compartir todos los datos que recopilan a diario de la actividad de los miles de millones de usuarios que utilizan sus servicios. Es el caso de Facebook y Google, que cuando han visto el agua llegar a sus tierras, parece que han empezado a reaccionar.

El caso es que, como reza el dicho, "más vale tarde que nunca", y no está de más que los de Mountain View se hayan puesto manos a la obra para analizar qué es lo que pueden hacer con todos esos datos para ayudar a frenar el coronavirus. Y uno de los usos más sorprendentes es el de poder afinar con mucha precisión, cuáles serán los siguientes focos importantes de infección en las distintas regiones del mundo, en función de lo que preguntan los usuarios a Google: "no tengo olor", "no tengo sabor", etc. ¿Es posible inferir que tras una pregunta así existe un potencial caso de contagio por Covid-19?

Las búsquedas, la clave de la tendencia

El caso es que Google puede saber cuáles son las búsquedas que más se repiten y la frecuencia con la que lo hacen. Incluso ahora, con la crisis en occidente en su apogeo, un especialista en big data, Seth Stephens-Davidowitz, ha descrito desde las páginas del NYT cómo los históricos de interés de búsqueda de algunos términos sirven para definir con precisión qué lugares del mundo pueden convertirse en un foco de la pandemia. Aunque en el artículo habla de los casos italiano y norteamericano y de cómo las búsquedas de "no tengo olor", o "he perdido el sabor", se dispararon justo una semana antes de que los Gobiernos se vieran obligados a tomar medidas de confinamiento.

Pero hay más, los lugares, estados o regiones donde se dispararon los casos coincidieron con los que mostraron más interés en esas búsquedas de Google. Lo que demuestra que, como indicador, pueden servir para que organismos e instituciones preparen planes de contingencia reforzados en ciertos lugares. Nosotros hemos recurrido a realizar algo parecido en España, con la búsqueda "no tengo sabor", y el resultado es el que veis justo aquí debajo.

Interés en el tiempo de la búsqueda de "no tengo sabor" | Tecnoxplora / Google

Entre los días 15 y 25 de abril, es decir, con el primer día del estado de emergencia, las búsquedas alcanzaron tres picos importantes con especial interés en dos comunidades que, hasta esa fecha, parecían no verse afectadas por brotes graves de coronavirus: Castilla y León y Castilla-La Mancha, con Madrid y Cataluña justo a continuación. ¿Es posible pensar que serán esas dos regiones las siguientes en aumentar los focos de transmisión? Sin duda, visto lo ocurrido en los últimos días, esa tendencia parece cumplirse.

Interés en búsqueda "no tengo sabor" por regiones | Tecnoxplora / Google

Pero hay más. Estos datos no solo servirían para prevenir gracias a esos intereses en las búsquedas, sino que los expertos hablan de desenmascarar los datos oficiales de ciertas autoridades. Es el caso de Ecuador, donde el Gobierno ofrece unas cifras que no parecen corresponderse con lo que se obtiene de los datos de tendencias en las búsquedas que los ciudadanos de aquel país hacen en Google. Ahora mismo, se realizan más búsquedas vinculadas al Covid-19 desde allí que desde cualquier otro país del planeta. ¿Es posible que Ecuador vaya a convertirse en el mayor foco de la región y uno de los principales del mundo? En los próximos días lo sabremos.