Desde hace algunos días se viene produciendo el update masivo a la versión 2004 de Windows 10, que comenzó a distribuirse en los últimos días de mayo así que, a esta hora, todos los ordenadores deberían haber podido actualizarse sin problemas. Pero eso no ha ocurrido porque los de Redmond han dejado fuera de este procedimiento a una buena cantidad de modelos. ¿Es el tuyo alguno de ellos?

Para saber si tu ordenador no está entre los elegidos que ya han recibido esta actualización que, recordemos, trae algunas mejoras y funciones, debes dirigirte a Windows Update para saberlo. En el caso de que veas una pantalla como la que tienes justo aquí debajo, con el texto "La actualización de mayo de 2020 de Windows 10 está en camino. Estamos ofreciendo esta actualización para dispositivos compatibles, pero tu dispositivo no está preparado para ella. Cuando el dispositivo esté listo, verás la actualización disponible en esta página. No es necesario que hagas nada en este momento", entonces te tocará esperar un poquito más. Pero, ¿qué ha pasado?

Problema de actualización a la versión 2004 de Windows 10. | Tecnoxplora

Aunque ese update ya era público la semana pasada, Microsoft se ha visto en la obligación de parar en seco las actualizaciones para un determinado número de modelos y configuraciones de Windows 10, llegando a reconocer en privado que "existen una serie de problemas" que impiden que la versión 2004 pueda instalarse en todo el parque de equipos que hay repartidos por todo el mundo.

¿A qué modelos afecta?

En total, parece que esos errores se elevan a diez, que están siendo investigados en este momento para conocer cuál es la solución y aplicarla al parche. De todos ellos, nueve tienen que ver con un potencial problema para "la compatibilidad", que impide que la versión 2004 se instale sin problemas dentro de Windows Update, el lugar al que llegan todos los parches que vamos instalando, manual o automáticamente. ¿Qué equipos son los más afectados? De momento se apunta a dos modelos concretos que, por cierto, tienen que ver con la propia Microsoft, como son las Surface Pro 7 más nuevas y las Surface Laptop 3. Si tienes alguno de estos dispositivos recibirás el mensaje que tienes más arriba, lo que te obligará a esperar hasta que haya una solución.

Pero estos no son los únicos. Existe otra alternativa a no tener instalada la actualización de Windows 10 o recibir el aviso que tenéis más arriba. Y es que el PC haga como que no existe para él esta nueva versión 2004: ni os avisa de que está disponible ni la ha instalado. En este caso, ¿qué ocurre? Pues que los de Redmond mantienen bloqueadas ciertas configuraciones de hardware que, de momento, no están contempladas dentro de este proceso.

Además de este problema con el hardware, existen otros que, cada día que pasa, van documentándose y que están obligando a Microsoft a bloquear la actualización para evitar males mayores. Uno de ellos tiene que ver, por ejemplo, con los juegos que usan GameInput Redistributable y que, en caso de aplicarse, haría inservible el ratón en esos títulos a los que, seguramente, el usuario no quiere renunciar por un problema de incompatibilidad ajeno a él. ¿Parece un procedimiento un poco caótico? Lo es.