Estos días estamos viviendo lo más duro de la epidemia de coronavirus que estamos viviendo en España, y que también se está propagando por todo el planeta en forma de pandemia. Un coronavirus que se contagia de muchas formas, pero que principalmente lo hace a través de las vías respiratorias e incluso de los ojos. Lógicamente para evitar el contagio por estas vías lo mejor es evitar tocarnos la cara con las manos, ya que estas podrían estar infectadas y por tanto introducir el virus en nuestro organismo. Una curiosa herramienta nos anima a tocarnos lo menos posible la cara mientras utilizamos el ordenador.

Higiene también cuando utilizas el ordenador

Lamentablemente el virus se ha demostrado que puede permanecer presente en algunas superficies durante varias horas e incluso días. Esto lógicamente multiplica la posibilidad de que podamos contagiarnos de coronavirus si tocamos una de estas superficies y luego nos tocamos la cara, cerca de las vías respiratorias o nos frotamos los ojos. Para evitarlo, un desarrollador ha creado una ingeniosa app online que utiliza algoritmos de inteligencia artificial para evitar que nos toquemos la cara, minimizando así el peligro de contagio a través de este método.

La app detecta que nos hemos tocado la cara | Tecnoxplora

A esta aplicación se puede acceder a través de la app de Notouchchallenge, que hace uso de la cámara webcam del ordenador para poder identificar esos momentos en los que nos tocamos la cara. El principio de esta web es bastante sencillo, porque nos previene de tocarnos la cara. Ya que en el momento en que esta herramienta detecta que nos hemos tocado la cara nos avisa con una señal acústica. Lógicamente la herramienta por sí sola no nos permite evitar que nos toquemos la cara, pero cuenta con un segundero que nos dice cuánto tiempo hemos podido aguantar sin tocarnos la cara.

Ese “challenge o desafío al que se refiere esta app, consiste en mantenernos el mayor tiempo posible sin tocarnos la cara, razón por la que cada vez que lo hacemos nos avisa mediante esta señal acústica. Evidentemente no es una herramienta para evitar tocarnos la cara, pero sí al menos para evitar la principal vía de contagio a través de las vías respiratorias por tocarnos la cara. Lógicamente esta herramienta solo puede ayudarnos cuando estamos utilizando el ordenador.

Lógicamente sin una webcam es imposible realizar este seguimiento. Un buen detalle es que no hace falta tener en primer plano la herramienta, sino que podemos seguir haciendo nuestras tareas mientras la cámara sigue nuestros movimientos y nos avisa en caso de tocarnos la cara con las manos. Eso sí, no es un método infalible, ya que por lo que hemos podido probar si no hay un movimiento rápido de las manos o lo brazos para esta herramienta es más difícil de detectar si nos hemos tocado o no la cara con las manos. Sin duda una herramienta más para poder evitar el contagio por tocarnos la cara, porque nunca se sabe dónde puede estar el virus, y si algo hacemos de manera inconsciente es tocarnos la cara continuamente.