TecnoXplora » Internet

GOOGLE CONTRA GOOGLE

El email está roto y ya iba siendo hora de arreglarlo (¿lo hará Inbox?)

El 23% de los internautas utilizan palabras malsonantes cuando, de repente, sin previo aviso, su servicio de correo electrónico deja de funcionar o les sorprende con un desagradable mensaje de error. El 9% incluso gritan (escriben en mayúsculas) cuando esto sucede. Son las conclusiones más extravagantes, pero no las únicas, de un estudio que recopila las quejas más habituales de miles de usuarios para hacer un diagnóstico del email. Conclusión: está roto ¿Quién va a arreglarlo? ¿Será Google?

 

Emails

Bruno Girin en Flickr CC ¿Por qué Bansky no devuelve los e-mails?

Publicidad

Coincidencia, epifanía, serendipia... No sé, me ha sucedido y vengo aquí a contároslo, a ver qué os parece. Resulta que poquísimo antes de que a Google le diera por presentar Inbox, su nueva aplicación de email, servidor estaba leyendo un estudio sobre las principales quejas que los usuarios formulan acerca de su correo electrónico.

Decían que el viejo email está roto y que ha llegado la hora de arreglarlo y... ¡Pum! Sale Google con Inbox, que alberga precisamente esa intención. No me digáis que no es casualidad. Y serendipia, sí, que es una palabra preciosa que acaban de incluir en el diccionario y merece que la utilicemos todo el tiempo.

La fiebre de las invitaciones se ha vuelto a desatar. Hace poco pasó con Ello, el 'antiFacebook', y ahora estamos todos implorando al todopoderoso buscador que nos deje catar su mezcla de Gmail, Google Now y lista de tareas. En TecnoXplora ya la hemos probado (porque el compañero Bruno Louviers tiene mucha potra, como él mismo reconoce) y su conclusión es que “Inbox parece querer convertir tu correo electrónico, o donde lo lees más bien, en un pequeño cuaderno personal de cosas por hacer y cosas hechas”.

Inbox responde, por tanto, a una de las principales quejas de los usuarios de correo electrónico: reciben demasiados mensajes y llega un punto en que se vuelve estresante. Esto nos trae de vuelta al estudio que leía servidor cuando se anunció el lanzamiento de la nueva app. Vamos a ponerlo en contexto: una startup que pretende reinventar el correo, que se llama Front, decide analizar la conversación en Twitter en busca de usuarios molestos con su email.

Estudian una amplia muestra de 6.611 mensajes publicados durante dos meses, que equivalen a más de 100 tuiteros enfadados con su servicio de correo al día (y eso solo en inglés). A partir de esas publicaciones, elaboran una lista con las cuatro cosas que más calientan al personal y la hacen pública. Google lanza Inbox, pero eso, en principio, solo lo relaciono yo. No tiene nada que ver.

La primera queja, ya mencionada, es que reciben demasiados correos. Le sucede al 25% de los internautas que mostraron su indignación en Twitter. “Del ruidoso torrente de notificaciones a los correos de marketing y spam, encontrar la información relevante en sus bandejas de entrada se está volviendo demasiado complicado”, afirman los responsables de Front.

Bandeja de spam

Esto es lo que pretende arreglar Inbox filtrando tus emails para convertirlos en una lista de tareas. “Es una forma de no tener una lista interminable de correos sino de tener una lista como de la compra, con lo que tienes que hacer, lo que has hecho, lo que acaba de llegarte por correo y, si lo consideras necesario, recordatorios de tus tareas”, decíamos en la 'review' de la nueva apuesta de Google. Si el email está roto y la pregunta es si lo arreglará Inbox, aquí tenemos la primera respuesta. Pero resulta que no es la única...

Siguiendo con el estudio de Front, un 17% de los tuiteros se quejan de la dichosa copia oculta y la insoportable levedad del “responder a todos”. Estos, en realidad, lo que piden es sencillez: no quieren que el servicio deje en sus manos toda la responsabilidad porque el ser humano tiende a cometer errores (a veces embarazosos).

¿No has recibido nunca el típico correo que deja tu dirección a la vista de decenas de personas por no usar la copia oculta? ¿No le has dado sin querer a responder a todos y la has liado parda? Pues a todo eso Inbox no ofrece alternativa, al menos de momento. Cierto es que el editor de la app tiene unas opciones muy limitadas, que dejan poco a la imaginación, pero se busca la sencillez que demandan los dispositivos móviles, no los usuarios. De hecho, en la versión web (que solo se puede usar con Chrome) el editor es básicamente el mismo que en Gmail. En este terreno, Inbox necesita mejorar.

Inbox

Otras dos cosas que molestan a los usuarios son la ausencia temporal de emails, que suele ser sinónimo de una caída del servicio (se queja el 14%), y la dificultad de contactar con ciertas empresas por correo (el 9%). A lo primero, veremos qué tal responde Inbox. Tampoco es que Gmail se caiga tanto... Lo segundo, difícilmente va a solucionarlo el proveedor del servicio. Se siente.

Entonces, ¿Inbox bien? Es difícil ser contundente al respecto tan temprano, pero la primera impresión, en general, es bastante positiva. Parece que la nueva aplicación de Google va en la línea de lo que está pidiendo el usuario: simplificar un servicio viejo -en términos de internet- que ha perdido su frescura.

Lo que pasa es que innovar con algo que está tan implantado en nuestras vidas es muy complicado. ¿Logrará Inbox que usemos el email de otra manera? Bueno, nosotros se lo hemos pedido...

Publicidad