Cuesta imaginarse una casa sin Wi-Fi, pues a día de hoy lo necesitamos para casi cualquier cosa. Qué se vaya la conexión puede convertirse, por tanto, en una situación bastante irritante: a nadie le gusta quedarse a mitad de una película o no poder entregar un documento a tiempo.

Cuando esto sucede, el único gesto que es necesario para volver a tener conexión a Internet es reiniciar el Wi-Fi. Si esta solución no te suele funcionar, no busques problemas donde no los hay: lo más seguro es el que está cometiendo algún error seas tú. En este tutorial te mostramos el procedimiento correcto que se tiene que seguir para reiniciar el router y volver a conectarnos a la red sin dificultad.

Aparte del truco que se explica en el vídeo, hay muchos otros consejos que puedes aplicar para mejorar la calidad de la señal Wi-Fi en tu casa.

El primero es muy simple, a diferencia de lo que puedes pensar, el lugar donde coloques el router importa y mucho. No lo coloques donde menos estorba y sitúalo en un lugar céntrico, elevado y alejado de otros dispositivos electrónicos.

Si a pesar de colocar el router en el lugar indicado la señal no llega como debiera a todos los rincones de tu casa, la mejor opción es hacer uso de repetidores o amplificadores de señal. Los hay de todos los precios y pueden resultar de gran utilidad.

Por último no podemos obviar el tema de la seguridad. Es conveniente cambiar con cierta prioridad la contraseña del Wi-Fi, de este modo, evitaremos que algún vecino nos piratee la señal y, por lo tanto, se ralentice nuestro internet.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Esto es lo que tienes que hacer si te conectas a una Wi Fi pública

Así puedes conectarte a cualquier Wi Fi sin necesidad de saberte la contraseña