Las VPN son una herramienta realmente interesante que se han puesto de moda en los últimos tiempos gracias a que los usuarios están tomando conciencia de su privacidad y no quieren ser rastreados permanentemente en su actividad diaria, por lo que recurren a estas apps que (supuestamente) nos camuflan para evitar ser reconocidos. O en casos más prácticos, para disfrutar de plataformas de vídeo, televisión, etc. que no están disponibles en España.

Hay que decir que los servicios de VPN no son gratuitos y la inmensa mayoría de alternativas fiables son de pago, por lo que hay que desembolsar una cuota mensual que suele oscilar entre los 10 y 12 euros. ¿Y qué ocurre con las aplicaciones que sí afirman no costarnos un céntimo? Pues que de algún sitio tienen que sacar esa rentabilidad, y es a costa de vender nuestros datos a compañías de terceros que tienen mucho interés en saber lo que hacemos cuando navegamos por la red.

Ahora, una investigación acaba de revelar que algunas de las apps que llevamos en nuestros móviles, y que nos ofrecen servicios de VPN y ADBlock, están en permanente contacto con plataformas de análisis de inversores como Sensor Tower, a los que les encanta conocer cuáles son las tendencias de los usuarios, qué buscan, qué compran, qué quieren ver o hacer, para jugar con ventaja en sus movimientos empresariales. Algo lógico cuando, voluntariamente, admitimos que nuestra información corra libre por mor de un acuerdo de uso que no leemos.

No solo Android, también en iOS

Estos problemas con las apps de VPN y ADBlock no están solo en la plataforma de Android, también iOS tiene su cuota de aplicaciones que nos espían y que asciend, en conjunto, a más de veinte. Entre ellas, encontramos nombres tan familiares, y populares, como Free and Unlimited VPN, Luna VPN, Mobile Data y Adblock Focus, que cuentan sus descargas por millones por lo que imaginad cuál es ese volumen de información que termina llegando a manos de terceros.

Google Play Store | europafm.com

Google, de todas formas, ya puso remedio y algunas de ellas ya no están disponibles, mientras que en el caso de Adblock Focus y Luna VPN Apple las mantuvo mucho más tiempo activas en su store. Es más, motu propio no lo hicieron las tecnológicas y no reaccionaron hasta que los medios se pusieron en contacto con ellos para preguntarles por este respecto.

En la mayoría de los casos, y según esta investigación, Sensor Tower requería a los usuarios instalar un certificado a través de una web externa al servicio que permitió a la empresa tener un control sobre todo el tráfico y los datos que pasaban por los smartphones. Es decir, que las webs no sabrían quiénes éramos o qué hacíamos, pero sí la empresa que estaba detrás de la gestión de la VPN y los ADBlock.

Desde la empresa de inversión, Randy Nelson (jefe de análisis móvil en Sensor Tower) ha declarado que "estas aplicaciones no recopilan datos sensibles o información de identificación personal [...] la gran mayoría de ellas están inactivas o al final de su vida útil". ¿Consejos para evitar estos problemas? Pues recordad siempre que no existen apps o servicios gratis, y que si no pagamos es muy seguro que lo hagamos de otra forma, regalando nuestra información.