En estos días en los que el coronavirus está afectando ya a más de dos millones de personas en todo el mundo, la comunidad científica se esfuerza por comprender mejor a este virus que está teniendo una propagación masiva a lo largo y ancho del planeta. Y cualquier experimento o herramienta es útil para conocer cómo funciona ese virus, y sobre todo cómo se manifiesta a través de estos virus. Por esa razón unos científicos han creado una interesante aplicación online que busca identificar a infectados por el COVID-19 gracias al análisis de su tos. Este es uno de los principales síntomas de la enfermedad, y a su vez podría ser un aspecto revelador del virus.

Una app online para diagnosticar el COVID-19

Lógicamente todo este tipo de afirmaciones hay que tomarlas con mucha cautela. Aunque nos infunde mucha confianza el saber que esta herramienta ha sido desarrollada por los investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza. Estos investigadores están buscando una manera rápida y sencilla de poder diagnosticar a los pacientes el COVID-19. La realización de test se está convirtiendo en una de las prioridades para la autoridades sanitarias de todo el mundo, que con ellos puede conocer mejor la expansión de la pandemia entre la población.

La herramienta CoughVID | EPFL

Hasta ahora en España hemos visto varias apps y páginas web que ayudan a hacer un autodiagnóstico del COVID-19 en base a los síntomas que presenta cada paciente del COVID-19. La realización de test se está convirtiendo en una de las prioridades para la autoridades sanitarias de todo el mundo, que con ellos puede conocer mejor la expansión de la pandemia entre la población.n este caso desde la Universidad Suiza han buscado un método que analiza uno de los síntomas más comunes cuando se está infectado por el coronavirus, como es el de la tos seca. Esta no genera moco, y los investigadores han podido identificar un patrón que ayuda a identificar con un porcentaje alto de eficacia el COVID-19.

Esta herramienta se llama Coughvid, y lógicamente todavía no es capaz de decirnos si tenemos el COVID-19, pero nos permite grabar nuestra tos, para que los investigadores puedan analizarla y así crear un algoritmo más preciso que sea capaz de detectar en la tos si estamos contagiados del COVID-19. A esta página web podemos acceder desde el navegador web del ordenador o el móvil, y basta con pulsar sobre el botón de grabación para poder tomar una muestra de nuestra tos seca. Por tanto si hacemos la prueba, debe ser en un momento que sintamos la necesidad de toser de manera poderosa.

Estas grabaciones les llegarán a los investigadores suizos, que podrán analizarlas para mejorar el porcentaje de eficiencia de este método, que a día de hoy ya es bastante elevado, de un 70%. Según los investigadores “La tos seca se puede distinguir de la tos húmeda por el sonido que producen, lo que plantea la cuestión de si el análisis de los sonidos de la tos puede dar algunas ideas sobre COVID-19. Tal análisis de sonidos de tos ha demostrado ser exitoso en el diagnóstico de afecciones respiratorias como tos ferina, asma y neumonía”.

Por lo tanto lo que debemos tener claro es que esta app no va a diagnosticarnos el COVID-19, pero nuestra contribución a ella va a permitir que en un medio plazo estos investigadores suizos sean capaces de ofrecer un método fiable y contrastado para diagnosticar el coronavirus de manera remota y sin necesidad de complicados test.