TecnoXplora » Internet

ACABAN VARIOS AÑOS DE TRAYECTORIA

El Cosmonauta cierra: adiós al proyecto que inauguró el crowdfunding en España

'El Cosmonauta' no da más de sí, pero tenemos mucho que agradecerle: gracias por ser el proyecto que abrió en España la puerta al crowdfunding.

El Cosmonauta

El Cosmonauta El Cosmonauta te dice adiós

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 18.08.2014 00:49

Corría el año 2008, cuando en España no teníamos ni idea de qué era eso de la microfinanciación, ni de los aportes masivos, ni de la economía colaborativa en internet. Y, ni mucho menos, sabíamos qué narices significa esa palabra tan rara: crowdfunding.

Fue entonces cuando un reducido grupo de personas lanzó El Cosmonauta, un proyecto de largometraje que se basaba en estos principios. Ante las dificultades para conseguir dinero, los impulsores decidieron que la película no fuese financiada por una gran productora, sino por todas aquellas personas que quisieran formar parte de ese proyecto de manera activa. Por ello, 'El Cosmonauta' se convirtió en una iniciativa transmedia y colaborativa, ya que incluso la redacción del guión estaba abierta a todos los colaboradores.

Más de 400.000 euros y 5.000 productores

El resultado no pudo ser mejor: fueron más de 5.000 las personas que decidieron aportar su granito de arena y su dinero para que este proyecto saliese adelante, y entre todos consiguieron más de 400.000 euros. Además de lo novedoso de la financiación, otra de las singularidades de la película es que todos los mecenas se convirtieron en inversores de la misma, recibiendo, por cada 100 euros aportados, un retorno del 1% sobre los beneficios que consiguiese la película tras su proyección.

Nacía así un proyecto que, por innovador, acabó marcando la filosofía de trabajo de muchos otros proyectos en nuestro país, que han encontrado en el crowdfunding la mejor manera de financiar todas sus iniciativas.

Malos resultados y quiebra

Sin embargo, la segunda parte de la historia no es tan bonita. Un año después de que 'El Cosmonauta' se estrenase en la gran pantalla, los responsables del proyecto hicieron balance. El número de visualizaciones era muy alto, qué duda cabe, pero el de ingresos no lo era tanto. Las visualizaciones de pago no obtuvieron el éxito que se esperaba, y las ventas en DVD y USB apenas fueron simbólicas.

Así las cosas, los impulsores de 'El Cosmonauta' han decidido dar por finiquitado este proyecto, y lo hacen reconociendo los fallos cometidos: “El sistema que diseñamos de visionado gratuito en nuestra página web (comparte a cambio de verla gratis y después decide cuánto pagar) no ha funcionado. Y ha llegado al punto en que es más caro mantenerlo abierto que la rentabilidad que genera, por lo que hemos decidido eliminar esta opción de nuestra página web”.

Y, ante este escenario, el desenlace debía ser inminente: “Los numerosos problemas que estamos experimentando y los malos resultados económicos de la película nos conducen poco a poco hacia decisiones que no nos enorgullecen, pero que son casi obligadas para asegurar la supervivencia del proyecto. La primera de ellas que hemos debido tomar ha sido la de replegarnos”.

A partir de ahora, quien quiera ver la película puede hacerlo en el perfil de El Cosmonauta en Vimeo On Demand, donde se puede comprar el largometraje y los 35 cortometrajes transmedia por 3 dólares. En caso de querer verla gratis y aportar una cantidad simbólica, puede hacerse a través del perfil básico de Vimeo, aportando la cantidad que cada cual quiera en el apartado 'Frasco de propinas' ('Tips Jar').

Pendientes de un pleito con el ICAA

Si los mejorables resultados de la película ya son mala noticia, lo cierto es que los responsables aún podrían verse envueltos en algún lío más. Es el que les enfrenta al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), una institución dependiente del Ministerio de Cultura que en su momento concedió al proyecto una subvención de 99.500 euros.

En principio todo andaba bien, pero una cláusula acabó abriendo la tapa de los conflictos: se trataba de una condición en la que los proyectos subvencionados se comprometían a que los sueldos pagados a su equipo técnico fuesen contabilizados como inversión. Dado que el equipo de 'El Cosmonauta' condicionó el cobro de sus sueldos a la espera de los resultados de la película, no podían cumplir esta cláusula.

Desde la dirección del largometraje siempre se ha asegurado que en el ICAA se mostraron comprensivos con el peculiar modelo de esta iniciativa, pero lo cierto es que al final acabaron reclamándoles 73.000 de los 99.500 euros concedidos. Tras la impugnación, la pelota todavía está en el tejado del ICAA, que debe decidir qué hace.

Los impulsores del crowdfunding

Corren malos tiempos para los creadores de 'El Cosmonauta', pero a todo César hay que reconocerle su mérito. En el caso de esta película, se trata del primer proyecto que introdujo en nuestro país el concepto del crowdfunding, el crowdsourcing y la economía colaborativa a través de internet. Mucho antes de que en España apareciese ninguna plataforma basada en todos estos modelos, 'El Cosmonauta' demostró un plus de innovación trayendo a nuestro país por primera vez una filosofía que comenzaba a despuntar en Estados Unidos, que a día de hoy es una tendencia al alza en muchos países y que más pronto que tarde será un sector básico en todo el mundo.

En España, todos aquellos emprendedores (culturales, sobre todo) que a día de hoy sacan adelante sus proyectos gracias al crowdfunding le deben mucho al proyecto. Si este sector ya mueve 19 millones de euros al año en nuestro país, es gracias a 'El Cosmonauta'. Si los proyectos españoles ya empiezan a conseguir cifras de financiación realmente altas, es gracias a 'El Cosmonauta'. Si estamos ante un sector en claras vías de explosión, es gracias a 'El Cosmonauta'. Y si en nuestro país ya nos hemos convencido de que las cosas se pueden financiar entre todos, es gracias a 'El Cosmonauta'.

Vaya, desde aquí, un sentido homenaje. 'El Cosmonauta' ha muerto; ¡viva 'El Cosmonauta'!

Publicidad