Las cámaras de seguridad se han convertido en uno de los gadgets más populares en nuestros hogares. Sus precios cada vez más bajos a pesar de sus grandes prestaciones, y la gran conectividad que ofrecen con nuestros smartphones, han desatado su uso doméstico como alternativa a los sistemas de seguridad tradicionales, que son mucho más caros. Xiaomi ha sabido ver perfectamente este mercado, y en la actualidad es uno de los principales fabricantes de este tipo de cámaras conectadas. Ahora ha lanzado un nuevo modelo que como suele ser habitual en la firma china, cuenta con características que la diferencian de su competencia.

Una cámara que presume de una gran batería

Cuando hablamos de cámaras de seguridad domésticas, sobre todo si se colocan en exteriores, es que necesitamos tener un punto de luz cerca para que se puedan alimentar. Y no siempre es posible, por lo que muchas veces optamos por desistir de instalar la cámara. En esta ocasión nos encontramos ante una cámara de vigilancia ideal para estos casos, ya que cuenta con una gran batería que permite utilizarla durante mucho tiempo con una sola carga, por lo que no es necesario que esté conectada a la corriente.

Cámara de seguridad Mijia | Xiaomi

Se trata de la cámara de seguridad MIJIA Xiaobai, una cámara que no depende de ningún cable, tanto para alimentarse como para comunicarse. Gracias a la batería integrada, que tiene una gran capacidad de 5100mAh, esta cámara de vigilancia puede funcionar con una sola carga durante 100 días de manera ininterrumpida. Esto es posible gracias a los detectores de movimiento con los que cuentan, que permiten a la cámara grabar solo cuando hay movimiento delante de ella. Mientras no se detecte movimiento, no se grabará nada, por si está en una zona tranquila la mayoría del tiempo está inactiva sin grabar.

Cámara de seguridad Mijia | Xiaomi

Esta misma cámara ya contaba con una versión estándar que se conectaba a la corriente, por lo que esta es la principal ventaja de este nuevo modelo de Xiaomi. Esta cámara cuenta con certificación IP65, que la protege del polvo y del agua, por lo que se puede utilizar en exteriores sin temer por la integridad de su electrónica aunque llueva. Esta cámara cuenta con ocho luces infrarrojas que permiten ver durante la noche, también gracias a la cámara con sensor de f/2.6 de apertura, capaz de grabar vídeo a 1080p, o lo que es lo mismo, Full HD.

Como es habitual en este tipo de dispositivos, podemos conectarnos a él mediante la conexión Wifi inalámbrica. Gracias a ella podemos ver en tiempo real la señal de la cámara y poder grabar los momentos que queramos, así como acceder a las grabaciones en vídeo del movimiento que se produce delante de ella. El precio al que llega esta nueva cámara de fotos de Xiaomi es de 50 euros al cambio. Por tanto hablamos de un precio muy ajustado para un sistema de seguridad completamente autónomo y conectado con la mayoría de nuestros dispositivos. Como es habitual, habrá que recurrir a la importación mientras Xiaomi no lance esta cámara en España, para lo que todavía faltaría mucho, en caso de producirse.