Los altavoces inteligentes se han convertido en un “pequeño electrodoméstico” más en nuestro hogar. Un dispositivo tan importante como la televisión o la radio, que puede resolver nuestras dudas y además controlar los dispositivos que están conectados a la red de nuestro hogar. Pero ¿qué pasa cuando el altavoz no nos entiende? Lamentablemente es algo bastante habitual, y existen momentos puntuales en los que el altavoz puede dejar de entendernos por diferentes razones. Te contamos algunas cosas que puedes probar antes de ponerte en lo peor en tu relación con el altavoz de Amazon, como estas sencillas indicaciones.

¿Qué puedes hacer con tu Amazon Echo para que te entienda?

Lo primero que debes comprobar es que el altavoz siga conectado a la red, lo más normal si ha perdido momentáneamente la conexión es que no responda correctamente a tus preguntas o que te devuelva siempre el mismo mensaje de error. Comprueba en este momento que el router esté encendido y bien configurado, y que por supuesto el altavoz permanezca conectado a esta red. Si no te responde a tus preguntas, comprueba que no esté silenciado el altavoz para ello debes comprobar si el color del anillo de luz del Amazon Echo está o no de color rojo. Si tiene este color, es que está silenciado. Puedes volver a activar la voz con el botón de silenciar que hay en la parte superior.

Altavoz Echo de Amazon con Alexa | Amazon

Otra de las cosas que puedes probar es cambiar la ubicación del altavoz, ya que puede que algunos dispositivos a su alrededor puedan estar interfiriendo en su escucha. Para ello asegúrate de que esé lejos de paredes, de otros altavoces o de ruidos de fondo que puedan interferir, como un televisor o radio. Otra cosa que puedes probar es la de reformular las preguntas, de tal manera que seas más específico con lo que quieres preguntarle. Puede que con una pregunta simple no te entienda, pero sí en el caso de ser más específicos con lo que queremos que nos cuente. También puedes preguntarle ¿Me has oído? Para asegurarte de que ha entendido lo que le has dicho, así podrás mejorar la comunicación con tu Amazon Echo.

Amazon Echo | Amazon

También puedes pulsar sobre el botón de acción en la parte superior del altavoz para comprobar que este reacciona y está activo en ese momento. Si esto no funciona, hay un truco que suele hacerlo en casi todos los dispositivos. Reinicia el altavoz y podrás comprobar si definitivamente es capaz de entenderte o no. Aunque normalmente la mayoría de situaciones en las que no nos entiende Alexa es porque sencillamente no hemos pronunciado bien las palabras, o porque hemos hablado muy rápido. Lo mejor siempre es hablar de forma ordenada, sin atropellos, para que el altavoz pueda transcribirlo todo fácilmente. Si le hablamos rápido o no vocalizamos los suficiente, lo normal es que el altavoz tenga dudas de lo que le estamos pidiendo. Lo más lógico es que sea problema de nuestra forma de hablar al altavoz o de la conexión a la red, más allá de eso no es común que el altavoz deje de entendernos.