TecnoXplora » Gadgets

CABLES Y CONEXIONES

Qué diferencia a los conectores USB A de los USB tipo C

Descubre las similitudes y diferencias entre estos dos tipos de conector.

Qué diferencia a los conectores USB A de los USB tipo C

Photo-by-Markus-Spiske-on-Unsplash Qué diferencia a los conectores USB A de los USB tipo C

Publicidad

Aunque no estemos muy familiarizados con la tecnología seguro que en alguna ocasión hemos tenido que hacer uso de cables con diferentes puertos y conexiones, pero alguna vez nos hemos preguntado el por qué no usar un único conector para todo. A continuación, te contamos las diferencias de dos de los conectores más populares.

USB- A Vs USB-C

Probablemente si rebuscamos un poco en nuestras casas encontraremos infinidad de cables con diferentes conectores. Cables de carga con uno distinto en cada uno de sus extremos. Pero ¿Por qué no pueden ser iguales si se trata del mismo cable? El por qué usar dos terminaciones distintas en un mismo cable. La respuesta está no tanto en lo que tienen en común, más bien en lo que les diferencias. Para empezar, debemos poder reconocer los diferentes tipos de conexión de los que vamos a hablar:

Comenzaremos por el USB tipo A, más conocido simplemente como USB, cuando oímos ese nombre inmediatamente pensamos en un conector de forma rectangular plano. Por su diseño no son reversibles, lo que quiere decir que tienen una posición de determinada para poderlos conectar. Son muy comunes y podemos encontrarlo en cualquier dispositivo como ordenadores, ya sean de sobremesa o portátiles, televisores, consolar o reproductores de USB. Por no mencionar que también podemos encontrarnos en algunos coches.

Conector USB tipo A
Conector USB tipo A | Photo-by-Adam-Birkett-on-Unsplash

Por otro lado, tenemos los conectores tipo C. Podemos reconocerlos por su aspecto más pequeños que sus predecesores y totalmente planos, podemos enchufarlos sin tener en cuenta el sentido en el que lo hagamos. Mucho más finos son los elegidos por los fabricantes para dispositivos muy finos y pequeños. Son muy populares en teléfonos móviles y otros dispositivos de tamaño pequeño. Están predestinados a ser la conexión universal.

La principal diferencia entre ellos además del tamaño es quizás su forma reversible, como ya hemos comentado. Esta es la posibilidad de conectarlos sin tener en cuenta la orientación del mismo. Esto se debe a la ubicación simétrica de sus pines tanto en la parte inferior como en la superior de este tipo de conector. En el caso del conector USB tipo A, estos se encuentran todos alineados en la parte inferior del conector obligándonos a colocarlos en una determinada posición.

Conector USB tipo C
Conector USB tipo C | Photo-by-Marcus-Urbenz-on-Unsplash

Además del tamaño y algo más importante quizás, sea la velocidad de transmisión de datos que en el tipo C pueden llegar a alcanzar hasta los 40BGps, además de su compatibilidad con UBS power delivery, que permite la entrega direccional de energía de hasta 100 w. Y gracias a esto pueden usarse en dispositivos que necesitan una mayor potencia como pueden ser ordenadores o incluso impresoras portátiles. Unas cualidades por las cuales el USB tipo C, está ganando terreno frente a sus predecesores el USB tipo A y el tipo B, convirtiéndose en la conexión preferida por los fabricantes de dispositivos electrónicos para sus nuevos productos. También hay que mencionar que al ser reversible este tipo de conector sufre menos al conectarlo y su deterioro es menor al de los antes mencionados como es el caso de los tipo B los cuales suelen presentar problemas de conexión con el uso prolongado.

Publicidad