No es la primera vez que escuchamos hablar acerca de la posibilidad de que el Apple Watch termine integrando un Touch ID, como el que montaban en su día los iPhone, para mejorar la seguridad y la identificación de los usuarios cuando están utilizando el reloj de Apple. Ahora esta posibilidad va tomando forma con una nueva patente del fabricante californiano. En ella podemos ver el que sería uno de los mecanismos de seguridad más interesantes de los próximos Apple Watch. Un sistema que acabaría con una de las principales señas de identidad del reloj.

Un Touch ID con un aspecto diferente

El Touch ID en los teléfonos de Apple ha estado presente hasta el iPhone 8, y podría recuperarlo el iPhone 9 en los próximos meses. Este siempre se ha alojado en un gran botón redondo en la parte inferior del teléfono, que a su vez funcionaba como botón Home. Ahora Apple a través de una patente ha mostrado lo que podría ser la adaptación de su Touch ID al Apple Watch, el wearable más popular del planeta. Este como sabéis, siempre se ha caracterizado por la corona clásica que tiene en su lateral derecho. Con esta es posible seleccionar diferentes aspectos del teléfono.

La patente del Apple Watch | Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos

Pero por lo que hemos visto en la patente, esta corona podría tener los días contados si tenemos en cuenta lo que aparece en esta patente. Al menos con su utilidad y tecnología digital actual. Ya que como muestra hoy la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, esta corona podría convertirse en el futuro en un dispositivo óptico capaz de leer la huella del usuario. Además en la patente se puede apreciar también cómo sería el funcionamiento de esta tecnología de reconocimiento dactilar, con una metodología diferente a lo que estamos acostumbrados. Por ejemplo, no se tratará de reposar el dedo para que el reloj escanee la huella.

Sino que con la yema del dedo tendremos que ir girando la rueda hasta que esta reconozca nuestra huella. Lógicamente esta sería una solución plausible, ya que por las dimensiones del Apple Watch no es posible colocar un sensor de huellas del tamaño habitual en la pantalla o en otro lugar del reloj. De esta manera se integraría sin alterar el diseño del reloj, y añadiendo una capa de seguridad que actualmente no tiene ningún reloj inteligente en el mercado. En otras ocasiones se había barajado la posibilidad de que Apple optara por un lector de huellas bajo la pantalla del reloj. Pero es algo improbable toda vez que Apple no está optando por este tipo de mecanismo tan siquiera en sus iPhone, mientras que se ha extendido ya a decenas de móviles Android.

Lógicamente estamos solamente ante una patente, lo que quiere decir que todavía podríamos tener que esperar a dos generaciones para poder ver algo similar, mucho nos extrañaría ver este año un Apple Watch que integre ya esta característica. En todo caso, parece algo que podría convertirse en realidad al no resultar algo descabellado en absoluto.