TecnoXplora » Gadgets

LO ÚLTIMO: DISPOSITIVOS ACUÁTICOS

Parrot presenta nuevos drones para la temporada de verano

Parrot ha presentado sus nuevos MiniDrones para la campaña veraniega. Un total de 13 nuevos dispositivos, divididos en cinco categorías, que se pondrán a la venta a finales de julio. Tras conquistar tierra y aire con más de 600.000 unidades en todo el mundo, ahora van a por el mar con una nueva categoría.

Parrot Hydrofoil

Parrot Parrot Hydrofoil

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 11.07.2015 01:15

La idea de Parrot es la misma por la que ya apostó el año pasado: aunar drones y vehículos teledirigidos gracias a los teléfonos inteligentes (se pueden controlar con terminales iOS y Android) y ofrecerlo todo por un precio asequible (entre 99 y 199 euros, en función del modelo). O, en otras palabras, un juguete que va más allá. Con esta nueva generación de dispositivos insisten en esta idea y tratan de dotar a sus MiniDrones de personalidad con sus diseños y características.

Así, hay tres tipos de dron, en función del medio por el que se mueva: tierra, aire o mar (quien dice mar, dice piscina, estanque o charca, claro). Las primeras versiones de los dos primeros -Jumping Sumo y Rolling Spider- ya los probamos en su momento; las nuevas vienen a actualizarlos con nuevas funciones, si bien estos no desaparecerán.

De este modo, el equipo de tierra hace dos fichajes, llamados Jumping Night y Jumping Race. Al igual que su predecesor, son drones de dos ruedas y un muelle en la parte trasera que les permite saltar hasta 80 centímetros, algo bastante útil a la hora de aterrorizar a un gato -lo siento, Carpanta- o traumatizar a un sobrino -lo siento, Nico-.

El control es el más sencillo y la autonomía la más aceptable: hasta unos 25 minutos de uso. Si no ha habido cambios respecto a Sumo (y no debería ser así), se trata de una aproximación bastante real.

Como novedad, los dos llevan altavoz y micrófono incorporados (aunque para sacar partido de esta función hay que adquirir un periférico adicional) y, además, Night cuenta con visión nocturna, mientras que Race tiene unas ruedas más grandes que dan mayor estabilidad y permiten alcanzar velocidades de hasta 13 km/h. Ambos cuestan 199 euros.

En el aire están los drones más económicos, pero también el principal problema: una autonomía desastrosa.

Parrot asegura que aguantan hasta 10 minutos y hasta que no los hayamos probado no podemos decir que esto no sea cierto, pero si el modelo de 2014 es una referencia, tenemos un problema. Esos diez minutos apenas llegan a 4, lo que unido a una curva de aprendizaje que de tan compleja como es llega a ser frustrante, resulta difícil aprender a manejarlos (por aquello de que hay que pasar media hora por boxes cada poco tiempo).

En cualquier caso, los nuevos dispositivos pasan a llamarse Airborne y tienen su versión Night (hasta 18 km/h, 9 minutos de autonomía y 129 euros) y otra llamada Cargo, que se puede utilizar para transportar pilotos o piezas pequeñas (mismas característias y 99 euros).

Por último, Parrot se ha pasado al agua -si el año que viene no llegan los modelos fuego y corazón habrá personas que se sentirán muy decepcionadas- con un dron bastante particular llamado Hydrofoil.

En realidad, se trata de uno de los robots voladores -es decir, no es sumergible y Parrot aseguró que es prácticamente imposible que vuelque-, que cuenta con una estructura náutica -recuerda a una catamarán- que se desliza por el agua una vez que empiezan a girar sus hélices.

Puede llegar a alcanzar una velocidad de 5,4 nudos (que, como sabe todo el mundo, equivalen a unos 10 km/h) y 18 km/h en el aire. Eso sí, es el que menos autonomía tiene (7 minutos) y, por el momento, únicamente cuenta con esta versión, que cuesta 169 euros.

Publicidad