TecnoXplora » Gadgets

Gadgets

Motivos para convertir tu cámara de acción en una dashcam para tu coche

Usa tu cámara GoPro en el coche como un elemento más de seguridad.

Usar cámaras GoPro como Dashcam

Foto-de-Mark-Cruz-en-Unsplash Usar cámaras GoPro como Dashcam

Publicidad

Un gadget muy popular entre los conductores son las dashcam. Sobre todo, aquellos que pasan muchas horas al volante y que no quieren perderse nada de lo que pasa alrededor de su Vehículo. Estas cámaras son de mucha ayuda a saber con exactitud como se ha desarrollado un accidente o quien es el culpable. Pero no son el único tipo de cámara que podemos usar para esta cuestión.

Usa tu cámara GoPro en el coche

El uso de las cámaras de foto y vídeo se ha extendido considerablemente con la utilización de los móviles. Nos acostumbrado a llevar con nosotros siempre una encima. Pero aparte de estas, en el mercado encontramos una amplia selección de tipos de cámaras que podemos usar para diferentes cuestiones.

Entre estas se encuentras las Cámaras GoPro o también conocidas como cámaras de acción. Su pequeño tamaño, peso y resistencia, las convierten en compañeras ideales para la práctica de deportes o acoplarlas a coches, bicis, motos o incluso en otros gadgets con el fin de sacar imágenes o grabaciones de vídeo prácticamente imposibles de conseguir por otros métodos. Son fáciles de colocar en un casco y grabar mientras realizamos actividades deportivas. Pero esto es lo único que podemos hacer con ellas.

Usa la cámara GoPro en cualquier vehículo
Usa la cámara GoPro en cualquier vehículo | GoPro

Si tienes una cámara de acción, también puedes usarla como si fuera una dashcam colocándola en el salpicadero del coche y registras todo lo que sucede a nuestro alrededor. Uno de los principales motivos que abala su uso es la estabilidad de la imagen, el sistema que utilizan para eliminar el movimiento y la vibración a la hora de registrar las imágenes.

Además de esto, este tipo de cámara podemos instalarlas en casi cualquier sitio, por lo que un buen lugar para situarla es el propio salpicadero de coche o detrás del espejo retrovisor. Elegir el lugar adecuado donde situarla nos proporcionará una visión completa de lo que tenemos por delante además con una calidad y resolución suficientes para considerar las grabaciones de calidad. Muchos de estos modelos disponen de GPS con lo que nos permitirá registrar tanto la velocidad como la ubicación de nuestro vehículo. Cosa que en caso de tener algún accidente puede ayudar a esclarecer lo ocurrido. Pero su uso también tiene algunos inconvenientes.

A diferencia de las Dashcam las cámaras GoPro usan baterías para funcionar por lo que si no estamos pendientes de nivel de batería puede que estas dejen de funcionar en el momento menos oportuno. Otra de las desventajas que presentan es que no son automáticas y debemos encenderlas antes de iniciar el viaje si queremos que graben y apagarlas al llegar. Las dashcam se conectan automáticamente cuando arrancamos el coche y se apagan del mismo modo cuando paramos el motor del coche.

La mayoría de dashcam incorporan un modo estacionamiento, lo que supone que cuando dejamos nuestro coche aparcado en la calle estas se ocupan de la vigilancia de este e incluso en algunos modelos, podemos conectarnos en directo a estas para ver que sucede a distancia. Esto no podemos hacerlo si usamos un GoPro. También debemos tener en cuenta de que las cámaras de acción no suelen tener visión nocturna y no son útiles por la noche.

Publicidad