Este año las piscinas se han convertido en el único refugio de muchas personas para poder alejarse del calor. La falta de recursos económicos por un lado y las restricciones al turismo pueden llevar a muchos a quedarse en casa con una pequeña piscina, o para los más afortunados, con toda una piscina individual en la que puedan pasar estos meses de calor. Pero el COVID-19 también puede ser peligroso en el agua, siempre y cuando esta no cumpla con las medidas sanitarias mínimas, como son el mantenimiento de un nivel de PH y cloro óptimos.

BlueRiiot | Blue Connect

Y todos aquellos que cuentan con una piscina saben lo especialmente molesto que es estar siempre pendientes de estos niveles, haciendo test a diario para comprobar la evolución del agua. Pues bien, si este es vuestro caso, el gadget que os traemos hoy es perfecto para poder controlar estos niveles desde nuestro teléfono, sin necesidad de estar agachándonos a coger muestras de agua y mezclarla con las tradicionales pastillas para el PH y el cloro. Porque hay un dispositivo que podemos colocar en el agua de la piscina y que se conecta a nuestro móvil para decirnos el estado del agua.

Compra un monitor del estado del agua inteligente

Es un dispositivo poco común, porque hay que reconocer que el precio no es muy atractivo, pero desde luego nos puede hacer la vida mucho más fácil. Porque se trata de un dispositivo inteligente que se deposita sobre el agua de la piscina para que haga una monitorización permanente del estado del agua. Su principal misión es la de decirnos cuáles son los niveles tanto de PH como de cloro en el agua. Como sabéis si estos dos componentes no están en los niveles óptimos, el agua no se encontrará en buenas condiciones, podría estar turbia o coger un tinte verde. Y muy importante en este verano, virus como el COVID-19 podrían permanecer vivos en el agua si estos niveles no son correctos.

BlueRiiot | Blueconnect

Por eso con este dispositivo Blue Connect 2 se pueden seguir todos estos niveles directamente desde el móvil, de una manera muy cómoda. Porque este dispositivo flota en el agua de la piscina a la vez que está midiendo estos niveles, de PH, cloro y también nos dice cuál es la temperatura del agua. Además no solo nos dice los niveles del agua, sino que además en el caso de que estos no sean los adecuados nos dice siempre qué debemos añadir y en qué cantidad, por lo que siempre vamos a asegurarnos la mejor reacción en base al estado actual de la piscina.

Y lo mejor de todo, sin movernos del sofá, o incluso a distancia. Porque puedes conocer todos estos valores a cientos o miles de kilómetros de tu casa, gracias a la conexión Wifi que permite acceder a los datos. Por lo que si hay alguien que pueda acercarse a ella puedes pedirle que añada los productos necesarios para conservarla correctamente. Como decimos, la pega es el precio, que supera por poco los 200 euros, aunque si tenemos en cuenta el dinero que nos gastamos en equipos de medida puede que merezca la pena.