Lamentablemente navegar por Internet no es un ejercicio del todo seguro, ya que son decenas las amenazas que nos acechan relacionadas con la seguridad de nuestros datos y privacidad. Cada vez es más habitual sufrir suplantaciones de identidad, aunque pensemos que nuestra contraseña es segura. Desde la experiencia personal puedo constatar que es más fácil de lo que parece que alguien termine conociendo tu usuario y contraseña que da acceso a decenas de webs y servicios, y comprobar cómo suplantan nuestra identidad. Ahora Google ha decidido saltar el charco y ofrecer sus nuevas llaves de seguridad Titan en Europa, aunque de momento no llegan a España, sí que se vende ya en varios países Europeos.

¿Para qué sirven estas llaves de Google?

Como decimos, aunque pienses que tienes una contraseña segura, no es infalible, sencillamente porque las webs y servicios que utilizas almacenan nuestras contraseñas junto al usuario, y cuando estas son hackeadas a gran escala, pueden caer en manos malintencionadas, que buscarán suplantar tu identidad de la manera más dañina posible. Por eso siempre se recomienda activar la verificación en dos pasos para poder tener siempre la última palabra a la hora de identificarse en una app o web. En este caso, las llaves Titan de Google que se han comenzado a vender en varios países europeos, son clave para poder preservar nuestra identidad en la red.

Dos modelos de la llave Titan de Google | Google

Las llaves Titan Key de Google son perfectas para que la autenticación en dos pasos sea aún más efectiva. Normalmente el proceso consiste en enviarnos un SMS o correo electrónico desde donde verificamos nuestra identidad, algo a lo que en teoría un hacker no puede acceder. Pero con estas llaves, añadimos una capa de seguridad física, a la que solo se puede acceder mediante esta llave. Las llaves Titan de Google pueden conectarse a un ordenador, e incluso un móvil mediante conectividad USB, bluetooth o NFC, por lo que es posible ratificar nuestra identidad a través de algunos de estos métodos.

Una llave Titan de Google conectada a un portátil | Google

Cuando Google detecta que hemos entrado desde un nuevo ordenador o smartphone, o bien cualquier otra app detecta una actividad sospechosa, al activar la verificación mediante la llave, no será posible acceder a la cuenta si no se tiene físicamente la llave Titan. De esta manera, cuando nos pidan certificar nuestra identidad, tendremos que acercar la llave al móvil para conectarse mediante NFC, o bien en el puerto USB del ordenador o mediante la conectividad bluetooth. Una vez que nos conectamos con la llave, solo tenemos que pulsar el botón capacitivo con el que cuenta y así validar nuestra identidad. De esta manera salvo que el hacker cuente con la llave, no se podrá acceder a nuestras cuentas.

Las llaves Titan de Google se han puesto a la venta ya en varios países europeos, por ejemplo en Francia ya se vende por 55 euros. Es de esperar que haga pronto su aterrizaje en España, por lo que sin duda es un dispositivo a seguir, porque puede aportarnos una seguridad extra.