Las grandes compañías como Samsung parecen apostar fuerte por el mercado de los smartwatches. Sin embargo las plataformas de financiación como Indiegogo también guardan su espacio para proyectos algo más discretos pero no por ello menos interesantes.

El Ritot es uno de esos populares relojes. Con estética de pulsera de diseño, permite recibir cualquier notificación y que esta sea proyectada en nuestra mano. De esta forma, el usuario es la superficie en la que se reproducen las notificaciones y sus creadores, de paso, se ahorran desarrollar una pantalla de reloj al uso.

Además de dar la hora (si no no sería un reloj), el Ritot se puede vincular a un teléfono móvil -inteligente también, por supuesto- para recibir en tu mano todas las notificaciones que lleguen a tu smartphone. El diseño incorpora un botón que activa la proyección durante 10 segundos para que el usuario pueda recibir información sobre sus cuentas de redes sociales, correos electrónicos, previsión meteorológica, llamadas, alertas del calendario o alarmas mediante vibración.

Existe una segunda forma de activar tu reloj, además de presionando el botón que lleva incorporado, y es sacudiendo tu mano. Suponemos que has de tener cuidado para no volver a moverla hasta que no hayas visto la información que querías.

Puedes usar este reloj en los días más calurosos que aún nos quedan, pues es resistente al agua, tiene tamaños ajustables para cualquier mano, es unisex, su display es de 12 y 24 horas y puedes elegir entre proyectar la imagen en la mano izquierda o en la mano derecha.

El reloj se carga y configura mediante una base que viene incorporada y que además cuenta con un reloj alarma. Según sus creadores, el Ritot habla todos los idiomas.

Ritot

Para los más aprensivos, sus creadores aseguran que es totalmente seguro para la salud y que la luz que se proyecta en la mano del usuario no entraña peligro alguno. Y para los más presumidos, se puede elegir entre 20 colores de proyección y varios para el diseño de la pulsera.

Entre sus características destaca que el Ritot puede ser usado tanto de día como de noche, su “esperanza de vida” es relativamente larga –aunque no especifican cuánto puede durar- y puedes cambiar los colores de la proyección siempre que quieras.

En concreto, existen dos modelos de Ritot, el modelo Bracelet y el modelo Sport. El Bracelet, con un diseño algo más formal, está hecho de auténtica piel insertada en un brazalete de alumnio, explican sus creadores. Actualmente está en blanco, negro, marrón y dorado y negro y dorado, para que elijas el que mejor combina con tu estilo. El modelo Sport, para lo más deportistas, está fabricado con plástico y goma para que llevarlo en tus horas de ejercicio sea mucho más cómodo. Sus colores son mucho más informales que los del Bracelet: negro, blanco, rojo, verde, azul y amarillo.

Sus creadores decidieron intentar dar luz verde (nunca mejor dicho) a su proyecto a través de la plataforma de crowdfunding Indiegogo y la verdad es que han superado con creces el objetivo de 50.000 dólares que se plantearon al inicio.

La idea es que el reloj vea la luz el año que viene, aunque ya puedes reserva el tuyo por unos 120 dólares en la web de Indiegogo.