EL FUTURO ES EL VIENTO IÓNICO

EL FUTURO ES EL VIENTO IÓNICO

Crean el primer avión propulsado por viento iónico y que no necesita combustible para volar

Son 60 metros. Tan solo 60 metros pero que pueden cambiar el mundo de la aviación moderna tal y como lo conocemos. Y lo son porque es el que ya se ha denominado como el mayor avance de la aviación en los últimos 100 años. Te explicamos el qué.

Avión propulsado con viento iónico
Avión propulsado con viento iónico | MIT

Propulsores, turbinas y hélices podrían tener los días contados en el mundo de la aviación si finalmente se desarrolla la tecnología que acaba de presentar un equipo de investigadores del prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Según han publicado, han hecho volar un pequeño artefacto de dos kilos y cinco metros de envergadura durante 60 metros en varias ocasiones y gracias a un sistema de propulsión sólido que se aprovecha del viento iónico para moverse. Esto tiene varias ventajas que, hoy por hoy, no tienen los sistemas de propulsión actuales: no hace ruido, es energía limpia y, por tanto, no emite gases de efecto invernadero.

El responsable de esta evolución ha sido el investigador del MIT Steven Barrett. Según indica en la nota difundida por el MIT, Barrett encontró la inspiración después de haber visto todas aquellas series y películas como Star Trek, donde aparecían naves espaciales propulsadas sin ningún tipo de hélice.

Por eso, hace unos nueve años comenzó a diseñar un sistema de propulsión para aviones que no contuviera partes móviles, y se encontró con un principio físico que se documentó allá por 1920 y que tenía que ver con el viento iónico o también conocido como empuje electroaerodinámico.

Esta fuerza se produce cuando pasa una corriente entre un electrodo delgado y uno grueso. Si se aplica suficiente voltaje, el aire entre los electrodos puede producir suficiente empuje para impulsar un pequeño avión. Y esto es, precisamente, lo que han hecho ahora.

Aunque sea solo el principio, los 60 metros que ha recorrido ese pequeño artefacto pueden suponer la puerta de entrada de un mundo aún desconocido, en el que aviones o incluso naves espaciales pudieran volar sin la necesidad de una fuente de combustible fósil y, por tanto, más eficiente y sostenible con el medio ambiente. ¿Veremos al Enterprise de Star Trek hacerse realidad algún día?

TecnoXplora | @tecnoxplora | Madrid | 23/11/2018

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.