Apple siempre que puede se jacta de que es una de las pocas compañías que no hace negocio con los datos de sus usuarios, a diferencia de otras tecnológicas (no pondremos nombres pero seguro que tenéis alguna en mente) que sí los utilizan para distintos cometidos, negocios y fines. Sea como fuere, es obvio que los datos se han vuelto un recurso de primer orden y si existe uno especialmente sensible es el de la salud.

Desde que los californianos lanzaron al mercado su primer reloj inteligente, en 2015, uno de los temas de debate más recurrentes es el de adivinar qué hacen las compañías con esos datos de salud que entregamos a cambio de aplicaciones y servicios. Información que tiene que ver con potenciales patologías que podamos padecer, así como cuestiones igual de privadas como son la actividad física, el ejercicio y entrenamientos que llevamos a cabo, etc.

Ahora bien, existen situaciones donde todo ese cuadro clínico que dibujamos día a día en nuestro reloj, y por ende en el teléfono móvil, puede ser de especial relevancia cuando nos atienden los equipos de emergencia. Esos que siempre llegan los primeros al lugar de un accidente. ¿No pensáis que sería bueno permitirles que conozcan nuestra información médica de primera mano para que nos traten con mayor precisión y rapidez?

Las próximas actualizaciones, clave

Así que, según informan 9to5Mac, Apple parece que está decidida a introducir en las versiones de iOS 13.5 y watchOS 6.2.5 esa opción de poder compartir nuestra información médica con los servicios de emergencias, para que conozcan si tenemos intolerancias a algún medicamento, qué tipo de sangre tenemos, si estamos tomando pastillas por algún tratamiento o si padecemos una lesión o enfermedad que es necesario que tengan en cuenta. Al fin y al cabo, ¿no llevamos muchos unas medallas al cuello en las que indicamos si somos 0, A+, A-, etc.?

Centro de Emergencias Castilla y León | Twitter: @Salud_JCYL

Si sois de los que quieren tener informados a esos servicios de emergencias, la forma de hacerlo será rellenar los campos extra que tiene la aplicación de Salud para introducir todo este tipo de datos, que servirán para que los sanitarios que nos traten en un primer momento dispongan de todas las claves antes de actuar. Ahora bien, si estáis pensando que lo mismo vuestra intimidad se está viendo un pelín pisoteada, debéis saber que todo lo que allí incluyáis necesitará de vuestra aceptación expresa para que termine en manos de terceros.

Ambas actualizaciones están proyectadas para publicarse en los próximos días o semanas, toda vez que en el caso de la versión de iOS 13.5 se espera el aterrizaje de toda la suite de lucha contra la Covid-19, y esa app desarrollada junto a Google que permitirá conocer si hemos tenido algún contacto con una persona infectada. Y como ahora lo que toca es ayudar a detener la pandemia, sería extraño que los de Cupertino esperaran a junio o más allá. Es por eso que para finales de mayo es más que seguro que la tendremos disponible para instalarla en nuestros teléfonos y relojes.