Una oveja con apariencia de persona (o al revés, una persona con apariencia de oveja) puede parecer ciencia ficción o mitología, pero los científicos se han encargado de unir ambas especies para dotar de un futuro mejor a la humanidad. Pero sin llegar a esos extremos: unos investigadores han generado embriones híbridos que podrían ayudar para la donación de órganos en el futuro.

Para ello, científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) han introducido células madre de seres humanos en embriones de oveja. El resultado no debe asquear a los que recelan de experimentos a lo Frankenstein: el embrión resultante es de oveja en un 99 %, lo que significa que una o menos de una de cada 10.000 células tiene algo de nosotros.

Los científicos han corrido a aclarar esto, que podría generar controversia: “La aportación de células humanas es muy pequeña hasta el momento. No se parece a un cerdo con cara humana o cerebro humano”, ha explicado el biólogo Hiro Nakauchi, de la Universidad de Stanford.

El objetivo es crear nuevos órganos que ayuden a reducir las listas de espera de donantes que existen en la actualidad o el rechazo que puede surgir tras el trasplante. “Incluso hoy los órganos mejor emparejados, excepto si vienen de gemelos idénticos, no duran mucho porque con el tiempo el sistema inmunológico está atacándolos continuamente”, ha explicado Pablo Ross, profesor de la Universidad de California y también miembro del equipo.

Aun así, estos trabajos son preliminares. Como hemos dicho, de momento apenas el 1 %, si no menos, de las células de cada embrión son humanas, y los investigadores creen que el porcentaje debería ser un poco mayor, sin contar los dilemas éticos que podrían surgir con el tiempo.

Además, los investigadores solo tenían permiso para desarrollar cada embrión durante 28 días. El objetivo es que los órganos humanos crezcan dentro de las ovejas y de ahí se extraigan cuando sea necesario, pero el camino para ello es largo: Nakauchi estima que tardaremos cinco o diez años en conseguir obtener órganos humanos de animales.

Mientras tanto, no es la primera vez que se realizan estos híbridos: algunos miembros del equipo ya habían introducido con éxito células humanas en embriones de cerdo. Por otra parte, también se han estudiado trasplantes de órganos o tejidos de animales a seres humanos, lo que se conoce como xenotrasplante.