TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

NEGOCIOS QUE ATENTAN CONTRA LA VIDA SILVESTRE

¿Por qué se venden tantos penes de reptil en internet?

Varios investigadores y ONGs han destapado, en colaboración con el gobierno indio, un caso de fraude y tráfico ilegal de fauna: los genitales de varias especies protegidas de lagarto se venden en internet haciéndose pasar por la raíz de una planta que se utiliza como amuleto.

Los órganos reproductores pertenecen a varias especies de lagarto monitor naturales de Asia

World Animal Protection Los órganos reproductores pertenecen a varias especies de lagarto monitor naturales de Asia

Publicidad

Lucía Caballero | @Lulucille_ | Madrid
| 30.06.2017 08:49

Internet se ha convertido en un canal de distribución no sólo de servicios y bienes de consumo, sino también de plantas y animales exóticos amenazados. El comercio ilegal de especies también ha extendido sus tentáculos a través de la Red para llegar a execrables clientes de todo el mundo.

Más allá de los ejemplares vivos, la web sirve de mostrador para distribuir productos como marfil o pieles. Pero también se anuncian y venden objetos bastante más insólitos, como ha revelado una investigación realizada por expertos de la ONG World Animal Protection en colaboración con científicos británicos y el Gobierno indio.

El trabajo gira en torno a un artículo bastante peculiar: 'hatha jodi', una raíz que se considera un amuleto y a la que se atribuyen propiedades esotéricas. Si bien está muy cotizada en internet, esta pieza vegetal con supuestos poderes mágicos sólo puede obtenerse en algunas regiones de la India y Nepal. Entonces, ¿cómo es que se vende en tales cantidades?

Según los resultados de la investigación, se trata de un fraude a gran escala. Los análisis de cientos de estos extraños talismanes distribuidos a través de la Red demostraron que no procedían de ninguna planta, sino que los vendedores estaban entregando a sus clientes penes de lagarto disecados.

Los órganos reproductores pertenecen a tres especies de lagarto monitor, entre las que se incluyen el varano de Bengala y el monitor amarillo. Todas están protegidas tanto en los términos de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) –el acuerdo internacional para controlar el comercio transfronterizo de animales y plantas– como en la ley india de protección de la vida silvestre, lo que significa que es ilegal comerciar con los ejemplares o alguna de sus partes.

Sin embargo, los falsos amuletos están disponibles en plataformas como Amazon, Ebay y Alibaba con precios que suelen oscilar entre 6 y 60 dólares (5 y 50 euros aproximadamente), en función de su tamaño, aunque algunos llegan a superar los 250 dólares (algo más de 200 euros), según advierten desde la ONG. “Si no se interviene, la demanda podría aumentar hasta llevar al límite a algunas poblaciones”, ha alertado Aniruddha Mookerjee, investigador principal del proyecto.

Ejemplar de ‘Varanus bengalensis’ o varano de Bengala, una de las especies afectadas por el tráfico ilegal | Wikimedia

¿Raíces, reptiles o plástico?

Para contrastar la información y las fotografías que figuraban en los anuncios de internet, Mookerjee y su equipo analizaron diferentes muestras de las presuntas raíces en los laboratorios de la Universidad Metropolitana de Manchester. Allí descubrieron que algunas de ellas ni siquiera pertenecían a un ser vivo: “Las pruebas revelaron que algunos de los objetos eran moldes de plástico de los genitales de los lagartos”, ha explicado David Megson, científico de la facultad británica.

Sin embargo, el plástico es el menor de los problemas para los animales. Con el objetivo de conseguir sus genitales, se capturan indiscriminadamente lagartos machos y hembras, ya que ambos sexos son aprovechados por su carne, grasa y piel. A los machos se los quema vivos para cercenar sus órganos, que se secan al sol antes de ser vendidos como raíces.

Junto con la ONG británica, la organización Wildlife Trust of India y el Fondo Internacional por el Bienestar Animal, en asociación con el Departamento de Control del Crimen contra la Vida Silvestre del Gobierno indio, también han realizado una investigación e intervenciones paralelas en el mismo caso.

Tanto las entidades como el organismo han exigido a las plataformas que retiren este tipo de productos ilícitos que ponen en peligro la conservación de la flora y fauna internacional. “El comercio ilegal internacional es un gran problema para la supervivencia de las especies de lagarto afectadas”, ha concluido Mookerjee.

Publicidad