TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

CURIOSIDADES DEL UNIVERSO

Este pingüino celestial es consecuencia de la destrucción de dos galaxias

El telescopio espacial Hubble ha captado la imagen de la interacción violenta entre dos galaxias. El sistema resultante tiene la forma de un pingüino azulado

Pingüino celestial

NASA, ESA and the Hubble Heritage Team (STScI/AURA) Pingüino celestial

Publicidad

Como las nubes toman a veces la forma de un rostro familiar, las galaxias pueden dar lugar a figuras que se asemejan a seres terrestres. Un efecto que puede observarse en la reciente captura de las cámaras del  telescopio espacial Hubble de la NASA, que muestra la interacción de las dos galaxias del sistema llamado Arp 42, en la constelación de Hidra.

En la parte inferior de la imagen aparece la figura que resulta de este contacto: una especie de pingüino azulado que guarda un brillante huevo. De ahí que los astrónomos aficionados hayan apodado al sistema “el pingüino” o “la marsopa”.

El conjunto que configura el animal está integrado por la galaxia espiral NGC 2936 y su compañera, la NGC 2937, más pequeña y de forma elíptica. Cuando dos galaxias se aproximan tanto como ellas, comienzan a interaccionar. La evolución puede asemejarse a un baile en el que ambas se desfiguran al compás de su pareja, debido a la atracción gravitacional que ejerce una sobre la otra.

En ocasiones, los sistemas pueden llegar a fundirse o, como en esta, a deshacerse en jirones luminosos. En el Arp 142, el efecto de la interacción gravitacional ha resultado devastador: el par está tan cerca que el baile se ha convertido en combate. El intercambio violento de flujos de materia y energía ha hecho que ambas galaxias sean prácticamente indistinguibles.

Publicidad