¿HAY VIDA "INTELIGENTE" FUERA DE LA TIERRA?

¿HAY VIDA "INTELIGENTE" FUERA DE LA TIERRA?

SETI: Buscando hombrecillos verdes

¿Estamos sólos en el universo? ¿Hay alguien ahí fuera? Seguro que todos nosotros nos hemos planteado alguna vez si hay vida en otros planetas. El hecho teorizar cómo serían esas formas de vida son cosas que todavía están en el marco de la ciencia ficción, pero... ¿dónde termina la ciencia y empieza la ficción?

Observatorio de Arecibo
Observatorio de Arecibo | SETI

Una de las primeras personas en plantear que en el universo hay más planetas girando alrededor de otras estrellas, abriendo así el camino a pensar que podría haber vida ahí fuera, fue Giordano Bruno ¿Qué ocurrió? Esta idea y otras que mantenía no sentaron demasiado bien en la Iglesia y fue quemado vivo en 1600.

Volviendo a nuestro siglo, podemos hablar de proyectos actualmente en marcha con el objetivo de encontrar señales procedentes de otras civilizaciones. Vida inteligente, vaya.

Pero, ¿qué es la vida inteligente?

Siempre me ha hecho gracia el concepto de “inteligencia”. ¿No creéis que es un concepto demasiado antropocéntrico. Me explico: somos inteligentes porque nosotros mismos hemos dicho “oye, ¡que somos inteligentes!”, nadie nos ha dicho “sois inteligentes”, sino que nosotros mismos hemos fijado el límite de lo que es la inteligencia y lo que no para autodefinirnos como “seres inteligentes”.

Planteemos una pregunta: ¿Cuáles son las diferencias entre una especie inteligente y otra que no lo es? Seguro que pensáis en varias respuestas: utilización de herramientas, comunicación, adaptación... Ahora, en base a vuestra respuesta, ¿además del ser humano habría otras especies inteligentes?

Una vez hecha esta pequeña reflexión, continúo.

SETI

SETI son las siglas de Search for ExtraTerrestrial Intelligence (Búsqueda de inteligencia extraterrestre) y, como su propio nombre indica, son proyectos que tienen como objetivo encontrar señales procedentes de civilizaciones extraterrestres inteligentes.

Estos proyectos se pueden dividir en dos grandes grupos. Por una parte, el envío de señales al espacio para que inteligencias extraterrestres las intercepten y por otra un rastreo de señales procedentes del espacio buscando patrones creados artificialmente.

Tal vez el más famoso de todos estos proyectos sea el SETI@home (leído SETI at home). Para ello, varios radiotelescopios situados en tierra captan señales de banda estrecha procedentes del espacio. Cuando un usuario ha instalado el software de SETI@home y en su ordenador se dispara el protector de pantalla (indicando así que el ordenador no se está usando), las señales captadas se envían para que el ordenador analice las señales.

Al analizar todos estos datos, científicos del proyecto buscan cualquier mensaje escrito en un lenguaje común a todos los habitantes del universo, un lenguaje universal. Y, ¿cuál se cree que es este lenguaje? Las matemáticas. Por ejemplo, si recibiéramos una secuencia de números primos en una de esas señales, podríamos asegurar casi con total seguridad que es de procedencia extraterrestre ya que no hay nada en la naturaleza conocida que sea capaz de generar esa serie de números.

Un ejemplo de SETI donde el ser humano haya enviado algo al espacio para que sea interceptado es el disco de oro tallado con símbolos y grabado con sonidos terrestres que va a bordo de las Voyager. Si una civilización lo interceptase y lo supiese interpretar, sabría desde cómo se dice “hola” en varios idiomas hasta de dónde procede el disco basándose en la triangulación de cuásares que se esquematiza en el disco.

Wow!

Tal vez la 'señal más SETI' recibida en la Tierra fue la recogida por el radiotelescopio Big Ear (Ohio, Estados Unidos) el 15 de agosto de 1977 a las 23:16. Durante 72 segundos se estuvo recibiendo una señal anómala de la cual, aún hoy, su origen sigue siendo desconocido.

Mientras se escrutaba una región del cielo en la frecuencia del hidrógeno neutro, 1420 MHz, se obtenían relaciones señal/ruido que oscilaban entre 0 y 6 en su mayor parte, aunque la mayor parte correspondía a valores 0 y 1. Para una señal de relacion señal/ruido igual a 10, se usaba la letra A, para una de 11, la B, y así sucesivamente. En un intervalo de 72 segundos se recibió la siguiente señal:

0 0 0 0 6 E Q U J 5 0 1 1 0

Esto es, una señal con niveles 6, 14, 26, 30, 19 y 5.

Nunca más se ha vuelto a recibir esa señal y su origen sigue siendo un misterio. Es más, la señal de intensidad 30 es la mayor que se recibió en ese telescopio a lo largo de los 35 años que tuvo de vida útil. ¿Qué la provocó? ¿Un satélite artificial? ¿Un evento astronómico de gran potencia? ¿Una civilización extraterrestre? Y otra pregunta: ¿Por qué fue tan leve y no se ha vuelto a repetir?

width=

De todos modos, si queremos encontrar vida inteligente fuera de la Tierra, en primer lugar deberíamos apuntar los radiotelescopios a nuestro propio planeta y ver si aquí la encontramos...

Antonio P. Verde | @aperezverde | Madrid | 20/11/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.