TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

CAMBIOS EN NUESTRA PERCEPCIÓN

¿Qué pasa en tu cerebro cuando ves a alguien desnudo en una playa nudista?

Varios estudios científicos afirman que nuestro cerebro no se comporta igual cuando vemos a una persona sin nada de ropa que a otra completamente vestida. De hecho, cerébro trabaja más rápido ante un cuerpo desnudo.

Una joven nudista en una playa

Agencias Una joven nudista en una playa

Publicidad

Cada vez son más numerosas las playas donde se practica nudismo y los bañistas pasean sus cuerpos como Dios los trajo al mundo sin ningún pudor. Y en contra de lo que podríamos presuponer, tal y como demostró un psicólogo de la Universidad de Maryland en un experimento publicado en Journal of Personality and Social Psychology, ver a otro individuo desnudo puede aumentar nuestra integridad moralidad.

Concretamente, Kurt Gray ha demostrado que si miramos a alguien sin ropa lo percibimos como más sensible al daño y más necesitado de protección que a alguien vestido, y eso cambia nuestra percepción y nos invita a salvaguardarlo.Y es que lejos de violentarnos, la desnudez es un estado natural hacia el que el cerebro humano se siente atraído.

Sin ir más lejos, hace unos años científicos de la Universidad de Tampere (Finlandia) llevaron a cabo un experimento mostrando a una serie de voluntarios imágenes de personas desnudas, vestidas con ropa de baño o ataviadas con un traje que cubría todo su cuerpo.

Comparando la respuesta cerebral ante las diferentes fotografías, los investigadores demostraron que el cerebro humano procesa las imágenes de cuerpos desnudos en solo 0,2 segundos, mucho más rápido que cualquier otra fotografía.

Al mismo tiempo, cuanta más cantidad de ropa cubría el cuerpo de la persona retratada, más lenta era la velocidad de respuesta de las neuronas de quienes la observaban. De acuerdo con los experimentos, la reacción cerebral en los varones era más intensa ante el desnudo femenino.

Sin embargo, la intensidad de la respuesta del cerebro femenino no variaba en función del sexo del modelo. Curiosamente, los científicos también demostraron que tras exponer nuestros ojos a la desnudez ajena la mente se vuelve más rápida procesando la información durante un breve espacio de tiempo. Dicho de otro modo, un cuerpo desnudo hace que nuestro cerebro trabaje más rápido.

Ver a un desconocido desnudo o vestido nos hace juzgarlo de manera diferente, aunque probablemente no como imaginamos. Según demostró el profesor Gray, cuando vemos a un individuo sin ropa consideramos que es una persona más capaz de experimentar dolor, placer y todo tipo de sensaciones que si nos lo presentan vestido.

Practicar nudismo, ya sea en público o en petit comité, es bueno también para las defensas corporales. Según un estudio realizado hace una década por la Universidad de Reading, la desnudez reduce los parásitos.

A esto se le suma que, según la Universidad de Iowa del Norte, los nudistas muestran una mayor aceptación de su cuerpo. Y quienes practican nudismo en la adolescencia se adaptan mejor al entorno, son más felices y, por si fuera poco, más reflexivos y considerados que quienes se avergüenzan de mostrar su cuerpo despojado de ropa.

Por si esto fuera poco, pasar tiempo desnudos reduce la diabetes y, además, adelgaza, porque obliga al cuerpo a generar calor activando la grasa marrón.

Publicidad